urbanismo

Más sostenible y más moderno el paseo Ramón y Cajal comienza su última fase

Antes de fin de año está previsto que comience la tercera y última fase por un importe de 1,3 millones de euros y podría finalizar en agosto

Un nuevo kiosco de prensa, árboles, aparcamientos y la rotonda en la última fase

La tercera y última fase del proyecto de rehabilitación del Paseo Ramón y Cajal, comenzará el próximo mes de diciembre y lo hará con un presupuesto de 1,3 millones y un plazo previsto de ejecución de ocho meses. Este último tramo abarca desde la calle Camila Gracia hasta la Plaza de Santo Domingo y seguirá e incluso mejorará las fases anteriores  donde, como señala la concejal de urbanismo María Rodrigo "se busca una zona más moderna y sostenible"

Se comenzarán las obras en diciembre de forma que no se interfiera en la campaña navideña del comercio y siendo en todo momento transitable.

RODRIGO 1 PASEO 29

El cedro de la isleta desaparecerá al encontrarse en malas condiciones
El cedro de la isleta desaparecerá al encontrarse en malas condiciones

Este último tramo se engloba en un proyecto de cerca de siete millones de euros donde se ha trabajado para mejorar servicios, adaptar el tráfico rodado, cuidar de los peatones, zonas de aparcamiento, carga y descarga zonas verdes con cerca de cincuenta árboles, carriles bicis y con  la sostenibilidad como como explica el arquitecto municipal Sixto  Marín Gavín.
(En agosto estas imágenes de Ramón y Cajal pasarán a ser historia)

Una rotonda nueva servirá de nexo de unión entre Ramón y Cajal, Unidad Nacional y Coso bajo

GAVÍN 1 PASEO 29

Entre las novedades de esta fase podremos ver un kiosco de prensa en nueva ubicación y renovado y  más accesibilidad gracias a la colaboración de CADIS. Se comenzarán las obras en diciembre de forma que no se interfiera en la campaña navideña del comercio y siendo en todo momento transitable.
Cuando finalice esta fase y se cierre la rehabilitación del paseo la imagen que quiere proyectarse es al de un recorrido accesible, sostenible y moderno, para lo que se busca que peatones y tráfico rodado convivan en armonía. Aparcamientos de coches y bicicletas, carril bici, contenedores soterrados, red subterránea más sostenible, rotondas, más zonas de carga y descarga, cincuenta nuevos árboles, mejora del alumbrado, zonas infantiles y todo a lo largo de 14.000 metros cuadrados.