residencias

"La vida en las residencias es muy diferente a cómo lo imaginas desde fuera"

Los trabajadores de la Sagrada Familia de Huesca cuentan cómo ha sido el confinamiento con una actividad contínua

mayores
El personal se ha implicado todavía más si cabe para que no perdieran movilidad

La Residencia de Personas Mayores de Huesca ‘Sagrada Familia’ ha pasado el confinamiento con una actividad imparable que comenzó con las vídeo llamadas y que ha terminado con el Festival Internacional de Cine. Aseguran los profesionales del centro que la prioridad ha sido la salud y seguridad pero también la diversión y explican que " la vida en las residencias es muy diferente a lo que se imagina desde fuera. Están llenas de vitalidad, de personas mayores, sí, pero muy activas, tanto que a veces ni te lo creerías ".

La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y la diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y la diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión

Asegurando la salud de los mayores, los profesionales se plantearon cómo hacer que pasaran estos meses sin las visitas de sus familiares, que siempre es la mejor energía que pueden recibir. Así que decidieron no perder el ánimo porque, indican "han sido nuestros propios mayores lo que en muchas ocasiones han hecho nuestro día de trabajo más divertido y ameno, sacándonos una sonrisa".

Desde el principio se diseñó un sistema de llamadas y vídeo llamadas para que pudieran mantener sus relaciones familiares y sociales. Aunque tuvieron, primero, que comprender el motivo por el que eran capaces de verlos y oírlos en la pantalla y que no era un foto.

El equipo de fisioterapia y terapia ocupacional ha sido el servicio estrella. El personal se ha implicado todavía más si cabe para que no perdieran movilidad, sobre todo se ha trabajado la marcha, el paseo, la deambulación, las actividades básicas de la vida diaria y la vuelta a la realidad, explicando a cada momento la circunstancia que estábamos viviendo siendo necesario recalcar a menudo que las familias no vienen a verlos porque no se puede entrar.

Poco a poco se han ido retomando rutinas, y ya hace varias semanas que los residentes pueden salir a pasear por la terraza, donde pueden ver a sus seres queridos desde la valla y enseñarles todo lo que han ido haciendo durante este tiempo. Entre ellas los dibujos de infinidad de temáticas que han estado coloreando.

Y no solo han pintado, también han hecho juegos de memoria, han tenido deberes para el fin de semana, han leído cuentos  y se ha individualizado para cada residente las tareas, en función de su autonomía. Participaron en entrevistas del consejo de la Ciudad de los Niños y Niñas y otras de las experiencias ha sido el del Festival del Cine para Mayores, todo un éxito, con varios pases, dada la cantidad de residentes que se apuntaron.

Comentarios