huesca

La viuda de Beulas lamenta la situación de abandono de la finca que el pintor donó a la ciudad

Reprocha a los políticos su falta de interés, tanto por la vivienda y el estudio del pintor, como por el CDAN

José Beulas ante el "estudio azul" de García de Paredes, hoy en día muy afectado por la humedad
José Beulas ante el "estudio azul" de García de Paredes, hoy en día muy afectado por la humedad


Quimeta Camí, quien fuera la segunda esposa del pintor José Beulas, que legó a la ciudad su colección de arte así como su finca, ha denunciado en declaraciones a Radio Huesca, la situación actual, no solo del CDAN sino también de la citada finca que cuenta con la vivienda del pintor, la de los guardeses y con el "estudio azul" diseñado por García de Paredes.

La propia Quimeta, dolida por esta situación, calificaba de vergonzoso lo que está ocurriendo. A la vista de cómo están, tanto la finca en la que vivió y trabajó como el CDAN, Quimeta Camí asegura sentirse afectada, triste y enfadada. Dice que esto viene de largo, y saca los colores a los políticos.

La viuda del pintor recordaba que Beulas donó su legado a la ciudad con la condición de que tuviera un contenedor digno, algo que no ocurre con la situación actual del Centro de Arte y Naturaleza y las deficiencias que está presentando.

Además, rememora que hace un tiempo vino a Huesca y fue a la finca a buscar unos enseres acompañada de la Policía Local. Lo que encontró fue una total dejadez y abandono, humedades, vegetación por doquier, o la casa de los guardeses sin la alarma puesta y llena de botellas de cerveza, y también estaba abierta la puerta del garaje que daba a la cocina de la vivienda, donde se guardaba, en un cajón, la obra gráfica del pintor. Su tristeza por lo que fue una donación de Beulas a la ciudad es grande.

Quimeta considera que la finca está abandonada. En su día envió una carta certificada al alcalde de Huesca pidiéndole, no obras, sino mantenimiento: que se soplasen los tejados porque las hojas taponan las tuberías y sumideros, que se cuide el jardín, que se ventilen los inmuebles para evitar que se acumule la humedad…

Finalmente, la segunda mujer del pintor asegura que lo echa de menos, más aún cuando ve lo que hizo por Huesca y no se le reconoce.