sociedad

La vivienda y los alquileres sigue siendo el mayor problema que ha afrontado Cáritas durante 2020

En 2020 ha ayudado a 1.581 personas y se ha destinado casi 300.000 euros para vivienda y productos de primera necesidad

Felipe Munuera, Julián Ruiz y Jaime Esparrach presentaban este jueves la memoria 2020 de Cáritas Huesca
Felipe Munuera, Julián Ruiz y Jaime Esparrach presentaban este jueves la memoria 2020 de Cáritas Huesca

Cáritas Diocesana de Huesca ha seguido acompañando y dando respuesta a todas las personas que lo han necesitado a pesar de la pandemia. Así, ha presentado esta mañana su memoria 2020 y ha lanzado la campaña “Seamos más pueblo”, en la que ha reflejado que ha ayudado a 1.581 personas en 2020. Una cifra menor con respecto al periodo anterior, pero en el que se ha disparado el dinero destinado a apoyos, siendo esta vez casi 300.000 euros especialmente para vivienda y productos de primera necesidad.

Jaime Esparrach, secretario general Cáritas, hablaba sobre ello.
ESPARRACH 1 VIVIENDA 03

Durante el primer Estado de Alarma se paralizaron las actividades grupales, encuentros y jornadas, aunque se reforzó la acción de acogida y acompañamiento. Dos puntos clave fueron la movilización de recursos para atender a las personas sin hogar y el impulso de iniciativas para la respuesta comunitaria. Incluida la digitalización, una limitación para muchos necesitados. 

Felipe Munuera, director de Cáritas Huesca
MUNUERA 1 DIGITALIZACION 03

Felipe Munuera, director de Cáritas Huesca, explicaba que “nuestra campaña ‘Seamos más pueblo’ nos invita a ver a las personas de nuestro entorno como vecinos y vecinas y a enredarse en acompañar a quien sufre”, dándole el valor a todo el esfuerzo que realizan día tras día a pesar de las dificultades. Hasta el momento, solo un 40% de estas personas voluntarias se han reincorporado a sus actividades.

En cuanto al Programa de Acogida, acción básica de acogida y acompañamiento, ha atendido a 977 personas, 208 personas sin hogar y 18 han pasado por las viviendas de acogida de Cáritas Huesca. Se han tramitado hasta 1.150 prestaciones por valor de 215.000 euros, lo que supone un incremento del 55% con respecto a 2019.

Desde el Programa de Promoción, se ha acompañado a 253 personas. A pesar de que la actividad se detuvo entre marzo y agosto, se ha podido trabajar con 74 personas en la línea motivacional, 107 en promocional y con 84 menores del Proyectos de Apoyo. El servicio de conciliación se vio más limitado por el aforo y sólo 15 menores pudieron participar, la mitad que en 2019.

Por otro lado, en el Programa de Empleo participaron 969 personas en el programa, un 13% menos que el pasado año. Un total de 824 personas se beneficiaron de los servicios de orientación e intermediación laboral y 89 personas consiguieron un puesto de trabajo. Por su parte, la empresa de inserción de la entidad, Carinsertas realizó 25 contratos de inserción e incorporó nuevos servicios para ampliar su oferta.

No obstante, la Tienda de Comercio Justo se vio obligada a cerrar en marzo y en junio retomó su actividad, haciéndose un gran esfuerzo de comunicación y difusión que ha permitido obtener 23.000 euros en ventas. Dentro de la cooperación para el desarrollo se han destinado 15.000 euros de colaboración con Cáritas Burkina, 3.000 para Centroamérica y 5.000 a Cáritas Filipinas. Además de los más de 4.700 euros recibidos en donativos dedicados a diferentes emergencias, especialmente para Somalia.

Desde la entidad reconocen que sin la ayuda de los voluntarios y las donaciones no hubiera sido posible alcanzar las cifras obtenidas. Un año que, en líneas generales, ha servido para ratificar todo el apoyo recibido y la necesidad de instituciones como Cáritas para la ayuda con los más desfavorecidos.