huesca

La zona del Coso Bajo donde se finalizará la peatonalización es muy interesante arqueológicamente

Los restos romanos han llegado a aparecer hasta la calle Perena

Zona del Coso Bajo en la que estuvo el teatro romano
Zona del Coso Bajo en la que estuvo el teatro romano


La duración de las obras de peatonalización y reurbanización del último tramo del Coso Bajo está cifrada en unos 8-9 meses, pero desde el Ayuntamiento de Huesca ya se dijo que dependerá de los restos arqueológicos que aparezcan al abrir las zanjas. No solamente por la muralla, sino porque en esta zona del Coso estuvo ubicado el teatro romano, una cuestión que los arqueólogos han determinado sin ninguna duda.

Los trabajos contarán con una arqueóloga, Julia Justes, que se ha designado para que esté prácticamente a pie de obra controlando todo lo que aparece. Los arqueólogos dicen que la curva que hace el Coso Bajo hacia la calle Canellas es totalmente clara de la presencia allí del teatro romano. Justes recuerda que la escena estaría en lo que hoy es la puerta del bar Bendita Ruina e incluso el vial de la calle, y los graderíos aprovecharían la cuesta que hace la propia ciudad, subiendo por las calles Canellas, Peligros y Desengaño.

Otra cosa será lo que aparezca en las excavaciones y si queda algo. Justes recuerda que en la Edad Media hubo un foso que rodeaba la ciudad, y es posible que esta construcción borrase los restos romanos.

De todas formas, esta zona es muy interesante, arqueológicamente hablando. Los teatros nunca estaban solos, aunque se encontrasen a las afueras de la ciudad. De hecho, se recuerda que en unos trabajos que se realizaron en la calle Perena, justo al otro lado de la plaza de Santo Domingo, apareció la estructura de un sillar romano con muros de 10 metros de longitud.

Comentarios