Las 1300 viviendas del polígono de las harineras serán de “alto standing”

La repercusión del precio del suelo obliga a construir pisos de precio medio o medio alto

Imagen aérea de la zona afectada por el proyecto urbanístico de las Harineras, destinada a la construcción de viviendas / Rafael Gobantes
Imagen aérea de la zona afectada por el proyecto urbanístico de las Harineras, destinada a la construcción de viviendas / Rafael Gobantes

A pesar de que el Ayuntamiento de Huesca haya permitido una alta edificabilidad en el Polígono de las Harineras, las 1.300 viviendas que allí se van a construir serán de precio elevado al tener que asumir los propietarios unos altos costes de urbanización, además del pago de las indemnizaciones a las empresas y negocios que han tenido o que tendrán que cesar en su actividad en el futuro.

Por tanto, las viviendas que se construirán en esta zona serán accesibles a familias con rentas altas o a familias que repongan su vivienda, es decir, familias que vendan su actual piso para adquirir uno nuevo, explica el secretario y portavoz de la junta de compensación del polígono, José Porta.

Tampoco los futuros constructores de las viviendas deberán ejecutar un porcentaje de vivienda de protección en la zona, ya que consiguieron que en su día el Gobierno de Aragón reconociera que en polígonos con altas cargas de urbanización, como el de las Harineras, esa obligación no es necesariamente aplicable.

Los propietarios de los suelos han vuelto a presentar un nuevo Plan Especial sobre el polígono que ha sido aprobado en pleno por unanimidad.

Según José Porta, ahora hay mercado para las viviendas que se va a construir en la zona. La reapertura del cuartel y la llegada del centro de Amazon Web Services creará unas necesidades de un tipo determinado de pisos que la ciudad podrá satisfacer.