huesca

Las cuatro monjas de Santa Ana dejarán la Casa Amparo el día de la Merced

Después de 132 años de presencia en la residencia, la falta de relevo les lleva a dejarla

Casa Amparo
Casa Amparo


La Residencia Nuestra Señora de la Merced, conocida como Casa Amparo, despedirá a las últimas cuatro hermanas de la Congregación de Santa Ana que allí viven el próximo 24 de septiembre, coincidiendo con la festividad de la Merced. Dos de ellas, ya mayores, pasan a la casa de retiro de la congregación, y las otras dos están a la espera de que se les dé un nuevo destino. La falta de relevo y de vocaciones ha llevado a que desde hace ya unos años los laicos se hayan ido responsabilizando de esta residencia.

Las hermanas de Santa Ana han estado en la Casa Amparo desde hace 132 años. De hecho, hasta hace unos 20 años, el único personal laico eran dos personas que se encargaban de la limpieza; una situación que ha ido cambiando con la ausencia de nuevas monjas.

La residencia cuenta en la actualidad con 68 plazas para personas mayores, y su plantilla de trabajadores oscila entre 18 y 20 personas. La presidenta del Patronato es Coral Seoane, que llegó a este puesto tras la jubilación de Eugenio Nadal. Con la decisión de ir incorporando personal laico, llegó la designación de Micaela Palomar como su directora, hace un par de años.

El martes 24 de septiembre, el obispo de Huesca, Julián Ruiz, despedirá a las hermanas con una misa que celebrará en la capilla de la residencia, a la que han confirmado su presencia el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y la superiora provincial de las Hermanas de Santa Ana, tras la que se les rendirá un pequeño homenaje.

Comentarios