huesca

Las Miguelas no celebrarán públicamente este año la festividad de su patrón, San Miguel

Han colgado un gran tapiz en el campanario de la iglesia del convento para que los oscenses puedan rezarle

El tapiz con la figura de San Miguel cuelga del campanario de la iglesia
El tapiz con la figura de San Miguel cuelga del campanario de la iglesia


A pesar de que se encuentran todas bien, las monjas carmelitas del convento de San Miguel, las Miguelas, han decidido por prevención, celebrar este año a puerta cerrada la fiesta de su patrono, el arcángel San Miguel, el martes 29 de septiembre, sin asistencia de fieles. Tampoco se podrá entrar en el templo para ver y rezar al santo.

Sin embargo, para subsanar esa dolorosa decisión y para decirles a los oscenses que no se desentienden de sus sufrimientos y necesidades, han colgado del campanario de la iglesia un tapiz con la imagen de la estatua de san Miguel que se puede ver en la iglesia, de forma visible desde algunas partes de la ciudad, para que quien quiera pueda rezarle desde lejos.

Además este año están realizando por primera vez una novena al arcángel San Miguel y que puede descargarse junto con las oraciones para la festividad de San Miguel, Gabriel y Rafael, en la página web: https://sites.google.com/site/evangeliodeldomingo/novena-a-san-miguel para que él luche contra las fuerzas del mal, para que cese esta pandemia y alivie los males que está ocasionando.