huesca 

Las Pajaritas, declaradas Bien de Interés Cultural

Este monumento de Ramón Acín es uno de los símbolos de la ciudad 

Monumento de Las Pajaritas en el parque Miguel Servet
Monumento de Las Pajaritas en el parque Miguel Servet

El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración de Bien de Interés Cultural, en la categoría de monumento, las Pajaritas de Ramón Acín situadas en el parque Miguel Servet. El ejecutivo inició los trámites en el mes de febrero y se espera que en los próximos días salga publicado en el BOA. El proceso finalizará con la notificación a los interesados así como al consistorio oscense.

La escultura se hizo a finales de los años 20 en la Fundación Averly y se erigió en el parque de Huesca en 1929. Es uno de los monumentos más representativos de Ramón Acín y, a lo largo de los años y gracias a su valor artístico y vanguardista, se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

El monumento representa dos pajaritas de papel realizadas en chapa de hierro doblada, con unas dimensiones de 1,25 x 1,20 metros y colocadas sobre un pedestal paralepípedo de cemento de 1,09 metros escalonado sobre una grada. Su estado de conservación es bueno, si bien ha sufrido transformaciones a lo largo de los años en la forma de los pedestales y en el color.


El título original que le dio Ramón Acín cuando presentó la maqueta en su exposición en las Galerías Dalmau de Barcelona, en diciembre de 1929, era el de “Fuente de las pajaricas (cemento y hierro), instalada en el parque de los niños de Huesca.” Sin embargo, en el número del 15 de noviembre de 1929 de La Gaceta Literaria, se publicó una diminuta fotografía de Las Pajaritas con este pie: “Monumento a la pajarita, del que es autor Ramón Acín y se inaugurará en breve en el Parque de los Niños de Huesca”. A veces se ha escrito que Las Pajaritas era un monumento a la papiroflexia, pero ni fue concebido como tal, ni siquiera como monumento, sino más bien, como fuente para los niños que jugaban a su alrededor. Por eso y porque los años lo han convertido en un icono de la infancia de generaciones de niños (como escribió Antonio Saura), es conveniente tener en cuenta los precedentes culturales, ya señalados, que motivaron a Ramón Acín para diseñar las Pajaritas. En 1986 el ayuntamiento llevó a cabo una remodelación parcial y restauración de este conjunto escultórico, devolviéndole parcialmente el aspecto original de ambos pedestales con un pequeño estanque y un surtidor. Delante se construyó un estrado en hormigón para representaciones teatrales y detrás, entre ambas pajaritas, se puso un pequeño relieve en bronce del rostro de perfil de Ramón Acín con una paleta, firmado por Recreo (el aparejador Félix Recreo San Vicente), encajado en un bloque de cemento, que en la última remodelación ha sido llevado al costado derecho de Las Pajaritas.

Comentarios