cultura

Las pinturas de la Cartuja centran una jornada de la DPH y la escuela de restauración

cartuja de las Fuentes
Las pinturas de Bayeu centran las jornadas

Hasta este viernes, las pinturas murales de La Cartuja de Las Fuentes serán el eje central de unas jornadas técnicas online, organizadas por la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón (ESCYRA) del Gobierno de Aragón en colaboración con la Diputación Provincial de Huesca (DPH). En el transcurso de las sesiones, expertos de diferentes partes de España aunarán aspectos históricos y divulgativos con las cuestiones técnicas acerca de la conservación y restauración de la pintura mural del cenobio.

La Cartuja de Las Fuentes, en la comarca oscense de Los Monegros, es uno de los máximos exponentes de la arquitectura monástica del siglo XVIII en Aragón y cuenta con uno de los ciclos pictóricos más extensos del periodo. Las XVI Jornadas Técnicas de la ESCYRA tendrán como foco principal este monumento, abordando temas como la pintura mural de Fray Manuel Bayeu, un espléndido caso de estudio para la disciplina, el siglo de oro de la Cartuja, la protección legal y microbiana de este tipo de arte o los rincones más escondidos del monasterio, entre otros. De esta manera, estas Jornadas Técnicas pretenden ser un punto de encuentro, estudio e intercambio en el que poner en común y dar difusión a diferentes estudios realizados para el conocimiento, conservación y restauración de la pintura mural en general y en particular de la magnífica decoración mural que alberga la Cartuja.

Las Jornadas se tuvieron que posponer el curso pasado por la situación de la pandemia, y en este se decidió organizarlas de manera telemática para asegurar su celebración. La calidad de los ponentes y las extraordinarias características de este monumento han llevado a agotar rápidamente las 150 plazas disponibles.

Los proyectos que la ESCYRA tiene en la Cartuja continúan con la impartición de un master específico sobre restauración de pintura mural, que se pondrá en marcha próximamente, también en colaboración con la DPH.

Aragón tiene en su Patrimonio Cultural un activo de primer orden para generar actividad económica de la mano del turismo cultural, que puede servir como herramienta para fijar población y participar en el proyecto de vertebración del territorio que las administraciones de Aragón se esfuerzan por desarrollar en todos los niveles.

El Monasterio de La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, declarado Bien de Interés Cultural en 2002, está situado en el municipio de Sariñena. Se trata de un monumento que, por su significación histórica, valor artístico y posibilidades futuras de uso puede contribuir al desarrollo económico y social y a la planificación del territorio provincial. Por otra parte, uno de los valores fundamentales de este monumento es el extenso programa iconográfico pintado por Fray Manuel Bayeu, uno de los máximos exponentes del barroco aragonés, que se desarrolla en las bóvedas y muros de la iglesia, claustrillo, priorato y otras dependencias.