ARAGÓN

Ley de identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación, aprobada en las Cortes

Los grupos parlamentarios han trabajado la propuesta durante casi diez meses, quedando lista para su incorporación al ordenamiento jurídico aragonés

Ley Identidad Pleno Cortes
El Pleno de las Cortes aprueba la Ley de identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación de la Comunidad autónoma. CORTESARAGON.ES

El hemiciclo autonómico daba este jueves el visto bueno definitivo a la propuesta legal remitida por el Ejecutivo y en la que los grupos parlamentarios han trabajado durante casi diez meses, quedando lista de esta forma para su incorporación al ordenamiento jurídico aragonés.
El Pleno de las Cortes aprobaba este jueves la Ley de identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación de la Comunidad autónoma.

Tras la elevación a Pleno del dictamen por parte de la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales, el debate final, en el que participaban la socialista Pilimar Zamora como coordinadora de la ponencia, la diputada del PP Carmen Susín, Amparo Bella desde Podemos, Lucía Guillén por el PAR, Desirée Pescador para exponer la posición de Ciudadanos y Patricia Luquín como representante de IU, servía para convertir el texto en Ley. Además, desde el Gobierno, la consejera de Ciudadanía y Servicios Sociales era la encargada de presentar el proyecto ante los diputados.

Cabe recordar que, durante el recorrido en la Cámara, se han estudiado más de 80 enmiendas, 23 propuestas de Ciudadanos, 22 de Podemos, 12 conjuntas de PSOE y CHA, 11 del PP, siete del PAR y seis más de IU. El texto fue remitido por el Ejecutivo el pasado mes de julio y el plazo de presentación de enmiendas finalizó el pasado 15 de enero.

De acuerdo con la exposición de motivos del proyecto, “el reconocimiento legal del derecho a la identidad de género de toda persona emana del propio Estatuto de Autonomía de Aragón, que parte del establecimiento en su artículo 12 del derecho de todas las personas a vivir con dignidad, seguridad y autonomía, libres de explotación, de malos tratos y de todo tipo de discriminación, así como al libre desarrollo de su personalidad y capacidad personal”.

Comentarios