Huesca

Licitadas las obras de la cubierta de la capilla de San Bartolomé y los ábsides de San Pedro el Viejo

En esta capilla se encuentran las tumbas de Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje

Panteón Real en San Pedro el Viejo
Panteón Real en San Pedro el Viejo


El departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Argón ya ha sacado a licitación las obras a realizar en la cubierta de la capilla de San Bartolomé y restauración de muros en la cabecera de la iglesia de San Pedro el Viejo. Tienen un presupuesto, con IVA incluido, de prácticamente 300.000 euros, y un plazo de ejecución de cinco meses y medio, que comenzarán a contar desde el 1 de junio próximo.

Las ofertas se podrán presentar hasta el próximo 24 de marzo, mientras que la apertura del sobre de la oferta económica se realizará el 3 de abril.

La ejecución de las obras se hará siguiendo lo establecido en el Proyecto de cubierta de la capilla de San Bartolomé y restauración de muros en la cabecera de la Iglesia, redactado por los arquitectos de CEROUNO Arquitectos y Grupo GEN Arquitectura en diciembre de 2019.

El proyecto tiene por objeto diseñar y definir todas las actuaciones necesarias para restaurar las cubiertas de la capilla de San Bartolomé y de los ábsides románicos de la cabecera de la iglesia de este conjunto monástico, así como llevar a cabo una restauración completa de los lienzos de los tres ábsides y de las fachadas de la capilla, que han estado durante muchos siglos afectadas por las construcciones residenciales adosadas en su lado este, y que en 2019 quedaron liberados de estas edificaciones por una serie de actuaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Huesca.

Hay que recordar que el pasado año, la Dirección General de Cultura y Patrimonio ya acometió una actuación de reparación en los lienzos de los ábsides, como actuación paralela a la que el Ayuntamiento desarrollaba en las casas que anteriormente estaban construidas sobre la capilla de San Bartolomé y de manera parcial, también sobre el ábside sur de la cabecera de la iglesia. Se acometieron principalmente trabajos de limpieza de todos los paramentos, apeos provisionales con piezas de madera, tapado de huecos y la ejecución de varias catas arqueológicas.

Hay que recordar que en la antigua Sala Capitular, hoy Capilla de San Bartolomé, se custodian las tumbas de los reyes aragoneses Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje. Para la sepultura de este último se reaprovechó un sarcófago romano del s. III d.C.