feria taurinA

López Simón corta dos orejas en la primera de feria

Este domingo, mano a mano entre Castella y Emilio de Justo con toros de Adolfo Martín

López Simón feria taurina
López Simón dejó algunos detalles de calidad

López Simón cortó dos orejas, una en cada toro, y Garrido una, en una tarde que resultó algo sosa y deslucida, especialmente por el poco juego en general de los toros de Torrestrella. El peor lote se lo llevó Perera que se fue de vacío. No comenzó bien la Feria Taurina de la Albahaca con un cartel con muchos atractivos, pero que no se correspondió con las expectativas, en la Plaza de Toros de Huesca que presentó una gran entrada con casi lleno en los tendidos.

Miguel Ángel Perera, silencio y silencio; López Simón, oreja y oreja, y José Garrido, oreja y silencio. Toros de Torrestrella, bien presentados pero de juego desigual. Presidió el festejo Luis López. En la grada estuvo el ex jugador de la SD Huesca, Chimy Ávila, que tuvo que saludar ante los cánticos de los tendidos de sol al argentino.

Miguel Ángel Perera no tuvo suerte con su lote y en el primero, un toro con poca fuerza y que se dejó hacer, pero sin emoción. El extremeño intentó justificar su presencia ante un astado de poca embestida y que pasó sin pena ni gloria. Mató de una estocada entera y su labor fue silenciada en los tendidos. En el cuarto, Perera volvió a estar por encima del astado, pero fue un querer y no poder por su oponente. Sin profundidad en la faena, mató de estocada caída y de nuevo silencio.

López Simón continúa con su idilio con Huesca y desde su salida intentó agradar ante uno de los toros que más movilidad y que hizo que el madrileño se luciera, primero con el capote y luego con la muleta. Adornos, desplantes y una faena ligada y sabiendo llevar los tiempos le permitió cortar una oreja tras una buena estocada. El respetable pidió la segunda, pero la presidencia no atendió esa petición.

En el quinto, tuvo que torearlo a media altura, se quitó las zapatillas, calentó al sol y eso le permitió, sin hacer una gran faena, cortar una oreja tras un estocada fulminante. Dos orejas para López Simón que volvió a brillar en Huesca.

Cerraba el cartel José Garrido que se encontró con un primer toro que también ayudó y lo recibió con varias verónicas que hizo que el público tomara partido, con una faena con muletazos de mucho mérito, aunque faltó transmisión. Lástima que fue soso en la embestida, pero aún así Garrido le cortó una oreja. En el sexto, la espada le impidió haber sumado algún trofeo. Brindó a Chimy Ávila y arrancó aplausos del sol con desplantes y adornos en una labor entregada.

Este domingo llega el mano a mano entre Castella y Emilio de Justo con toros de Adolfo Martín para la segunda de abono.

Comentarios