política 

Loporzano aprueba una suspensión temporal de licencias de ganadería intensiva

Los sindicatos agrarios se han manifestado a las puertas del Ayuntamiento contra esta decisión que, afirman, terminará con la vida en los pueblos

Protesta de los sindicatos agrarios a las puertas del Ayuntamiento de Loporzano
Protesta de los sindicatos agrarios a las puertas del Ayuntamiento de Loporzano

El Ayuntamiento de Loporzano ha aprobado, con los apoyos de Loporvenir, PAR y PSOE y la oposición del PP,  una propuesta de acuerdo para la suspensión del otorgamiento de nuevas licencias de actividades de ganadería intensiva y ampliación de las ya existentes en el municipio. Una sesión plenaria multitudinaria y en las que organizaciones agrarias ASAJA, UAGA y UPA se han manifestado a las puertas del consistorio con una pancarta en la que se podía leer " Quiero vivir en mi pueblo, ¿ Me dejas?." Esta decisión, indicaban las organizaciones, es "el fin de la vida en los pueblos ya despoblados". 

Durante la sesión plenaria tomaban la palabra varios ganaderos acusando al equipo de gobierno de cercenar su futuro, argumento en el que también incidía el portavoz del PP y anterior alcalde, Jesús Escario.

El concejal de Loporvenir, Jorge Luis, le recordaba a Escario que la sesión se estaba aprobando uno de los puntos que él mismo había acordado con el PSOE para garantizarse la alcaldía. Punto  en el que figuraba la suspensión por un año de las licencias de nuevas granjas.

Además, el alcalde, Roberto Malumbres, daba a conocer un informe del INAGA en el que se anuncia que Loporzano va a ser declarada zona vulnerable, aunque no detallaba si por la utilización de purines o de nitratos minerales.


El acuerdo final era enmendado por PSOE y PAR, incluyendo una evaluación de la medida a los seis meses, una consulta a los 15 núcleos del municipio para conocer su vocación de desarrollo y que la suspensión de las licencias solo afecte a las nuevas solicitudes y a las que están judicializadas.

En una nota hecha pública por el equipo de gobierno de Loporzano, se fundamenta la suspensión de licencias, tanto en informes externos como en la memoria ambiental al Plan General de Ordenación Urbana de Loporzano, actualmente en tramitación.

El documento, que llegó en mayo (Resolución INAGA /500201/71/2017/02880, de 16 de Mayo de 2019) pero no fue publicado en BOA hasta el 14 de junio, el día antes de la elección de las alcaldías, recoge que “Teniendo en cuenta los valores naturales del municipio y la potenciación del turismo y de la segunda residencia previstos, habría de valorarse en el planeamiento si las instalaciones de ganadería intensiva, especialmente ligada al porcino, serían compatibles con los usos vacacionales, lúdicos, deportivos o los relacionados con la naturaleza previstos, y que están apoyados en el medio natural para su desempeño siendo conveniente la aplicación de medidas concretas o delimitaciones específicas para permitir el desarrollo de los mismos”.

Durante este mes, este Ayuntamiento ha resuelto dos licencias pedidas con anterioridad: el
inicio de actividad de una granja ya construida en Loporzano, al sur de la futura autovía, de
1999 cerdos de cebo y la ampliación de una explotación de vacuno de cebo en Aguas a 600
plazas.
Además, el anterior alcalde autorizó también la construcción y actividad de una
explotación de 1999 cabezas de porcino que se sumarían a las otras dos explotaciones
similares que están cautelarmente paralizadas por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

En aras de no comprometer la tramitación actual del Plan General, afirman el equipo de gobierno, que lleva ya 11 años desde la propuesta inicial, y tras las consultas jurídicas realizadas, se considera esta es la opción más prudente, que coincide además en el tiempo con la sugerencia hecha por el Justicia de Aragón sobre intensificar el control y planificación de las actividades de ganadería intensiva de explotaciones de porcino y la valoración de la necesidad de aprobar una moratoria autonómica  en la concesión de explotaciones en municipios con acuíferos y fuentes contaminadas por nitratos

La ganadería para asentar población

Los sindicatos agrarios han mostrado su malestar por esta decisión y han calificado esta decisión como "irresponsable". También indicaban que la ganadería familiar es un modelo de negocio que actúa como vertebradora del territorio y ayuda a la creación de empleo y refuerza el asentamiento en núcleos rurales. 

El pleno se desarrollaba con la presencia de la Guardia Civil. Los miembros del equipo de gobierno municipal eran abucheados por las personas concentradas a las puertas del consistorio sin que la Benemérita tuviera que intervenir.

Comentarios