MEDIO AMBIENTE

Loporzano Sin Ganadería Intensiva denuncia el incumplimiento de la protección de espacios naturales

Señalan que no cumplen las medidas que anunciaron para la protección de espacios naturales protegidos

Miembros de Loporzano sin ganadería intensiva en la manifestación en Madrid
Miembros de Loporzano sin ganadería intensiva en la reciente manifestación en Madrid

La Plataforma Loporzano sin Ganadería Intensiva (PLSGI) considera como manipulación que el Gobierno de Aragón no aplique en la práctica las medidas que anunció para la regulación de explotaciones de ganadería intensiva en los espacios naturales protegidos.

La nueva regulación establecía que las explotaciones tendrían que situarse a más de un kilómetro de los Espacios Naturales Protegidos y a 500 metros de su área periférica, para garantizar la protección y el mantenimiento de la diversidad biológica, de la geodiversidad y de los recursos naturales y culturales asociados. 

Desde la plataforma, creen que hay una “merma de esas distancias protectoras”, que han acabado siendo de “500 metros en el primer caso y de cero en el segundo”. Califican estas distancias como “totalmente insuficientes” y que distan mucho de las anunciadas “a bombo y platillo”. En palabras del portavoz del movimiento vecinal altoaragonés, Álvaro Monzón: “O los espacios naturales han perdido su importancia en estos cuatro meses, o son las grandes empresas cárnicas quienes dictan las leyes en Aragón”.

Se da la circunstancia de que hace escasos días, indican, el propio Enrique Novales declaraba que "no puede ser que al lado de un Parque Natural haya una granja de 3000 madres o de miles y miles de pollos". Y, sin embargo, se han aprobado proyectos así en Loporzano, parte de cuyo término municipal se halla dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, e incluso dentro del propio Parque de Guara, como es el caso del proyecto de nueve naves de porcino industrial aprobado por el INAGA en Santa Cilia de Panzano. Todo lo cual desmentiría que "hasta ahora no había ido nadie a poner una granja junto a una zona protegida", según aseguraba Novales; siendo que además el BOA publica con frecuencia aprobaciones de proyectos de ganadería industrial en espacios de la Red Natura 2000.

Para la PLSGI, se trata de un nuevo ejemplo del “lavado de imagen que pretende llevar a cabo el Gobierno de Aragón en cuanto a esta industria contaminante, como es también el caso de las informaciones sobre el Decreto de Purines recientemente aprobado, con más de tres años de retraso”. Un decreto que no soluciona, a juicio de la plataforma, la falta de regulación de la ganadería industrial en esta Comunidad Autónoma.

Para la Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva exigen a la clase política un compromiso con el medio rural aragonés y el medioambiente para que no continúe aumentando la contaminación del agua por nitratos que tiene ya a demasiados pueblos sin agua potable; y que dejen de utilizarse argumentos falaces como la fijación de población y la creación de empleo que no se sostienen con cifras.

Comentarios