huesca

Los bolillos toman el Parque Miguel Servet

Bolilleras llegadas de numerosas localidades compartían una mañana de artesanía y afición

Encuentro de Bolillos bolilleras Asociación Santa Úrsula
Aspecto del paseo central del parque con el Encuentro de Bolillos


Quinientas bolilleras se han dado cita este domingo en el paseo central del Parque Miguel Servet, participando en el Encuentro de Bolillos organizado por la Asociación Santa Úrsula, que este año llega a su 22ª edición. Mujeres de todas las edades, principalmente mayores, procedentes de Huesca pero también de un buen número de localidades de la provincia de Huesca, pero también del resto de Aragón, Castellón, Tarragona, Reus, Artesa de Segre y otras localidades catalanas.

Pilar Sarasa, presidenta de la Asociación Santa Úrsula, recordaba que hay mujeres de todas las edades que se dedican a esta manualidad, pero se necesita tiempo. Hay niñas que comienzan con esta afición, pero cuando sus estudios se van complicando, lo dejan. Pero también constatan que muchas mujeres de mediana edad se dedican a los bolillos como hobby.


Encuentro de Bolillos bolilleras Asociación Santa Úrsula
Las bolilleras realizaban trabajos espectaculares

Distribuidas en cuatro grandes hileras, en largas mesas, las mujeres pasaban un buen rato a lo largo de la mañana, mientras no dejaban de mover bolillos y alfileres sobre los grandes cojines que apoyan en su regazo. A pesar de lo que parece a los profanos, no se les enreda ningún hilo, y mueven con destreza y con hipnótica rapidez dedos y bolillos, sacando adelante sus labores.

Estas mujeres aseguran que hacer bolillos engancha. Confirman que no es fácil, pero que cuando se empieza ya no se puede parar. Ayuda a despejar la mente, a estar entretenidas, quita preocupaciones y va muy bien para la movilidad de las manos.

Las bolilleras, con sus bolillos hacen de todo: chales, puntillas, colchas, ligas, pulseras, bolsos, pañuelos… todo lo que se les pueda imaginar, lo transforman en auténticas maravillas.

Comentarios