comercio

Los comerciantes piden que se rectifiquen los aforos, porque un 25% les parece ridículo

Miran con optimismo campañas como el Black Friday y la Navidad esperando que la gente compre en Huesca

Los comerciantes agradecen que los oscenses se están volcando en el comercio local
Los comerciantes agradecen que los oscenses se están volcando en el comercio local


La Asociación de Empresarios de Comercio de Huesca está satisfecha porque consideran que los oscenses, en toda esta situación de pandemia, han vuelto sus ojos al comercio de la ciudad, priorizando sus compras en ellos. Y eso, a pesar de las diferentes medidas que lleva aparejada el nivel 3 agravado de alerta, en el que nos encontramos, y que supone el cierre de los comercios a las 8 de la tarde y la reducción de su aforo al 25%. Muchos comercios ya cerraban a las 8 y media, con lo que en algunos casos adelantan media hora su apertura para no perderla; sin embargo, no están de acuerdo con los aforos.

El aforo del 25% les parece ridículo, porque todos los comerciantes mantienen las distancias de metro y medio entre sus clientes, y en algunos casos acaban cabiendo un par de personas tan solo en su interior, por lo que consideran que sería perfectamente factible que lo subieran a un 50 o un 75%. Ahora que llega el invierno, preocupan las colas que se puedan crear en la calle, con la gente a la intemperie que se va a helar. 

Los comerciantes recuerdan a los medios de comunicación que, en el momento en el que se dan malas noticias, los clientes se quedan en casa un día o dos, hasta que se acostumbran a la nueva situación. Son días perdidos para el comercio. Y aunque en Huesca hay muchos funcionarios y jubilados, la ciudad no es una excepción, y hay establecimientos que van bien y otros sumidos profundamente en la crisis: el sector de las telecomunicaciones va perfectamente, el del comercio textil se resiente, y el de viajes está hundido. Recuerdan que todos los autónomos están sufriendo y que les preocupan mucho, además, los trabajadores que siguen teniendo en ERTE.

wer

A pesar de todo hay optimismo en el comercio: en el horizonte más cercano aparece la celebración del Black Friday y la próxima campaña de Navidad. Todo hace indicar que este año será muy distinto, y que aunque se preparen actividades, todo dependerá de la situación epidemiológica, y desde luego estas no podrán congregar a mucho público.

En todo caso, sea lo que sea que se haga, desde la Asociación de Comerciantes esperan que en estos tiempos tan difíciles, los oscenses sigan comprando en Huesca.

Comentarios