huesca

Los estorninos siguen dejando "huella"

La situación sigue siendo mucho menor que hace algunos años pero están llegando quejas sobre la suciedad de algunas zonas

Los estorninos dejan sus restos en varios puntos del parque
Los estorninos dejan sus restos en varios puntos del parque

Pasear hoy en día por algunas zonas del Parque Miguel Servet se convierte en tarea complicada. Los estorninos, uno de los problemas medioambientales más importantes que ha sufrido la ciudad de Huesca en los últimos años y que se ha logrado rebajar de manera importante, siguen dejando su "huella" y se puede ver a simple vista dando una vuelta por este espacio.

Bancos totalmente cubiertos de excrementos, papeleras, plantas, barandillas… son varias las ubicaciones en las que el mantenimiento no llega y sí las quejas de viandantes o usuarios del parque, aunque la situación no se da en toda su extensión.

wer
Carteles llenos de excrementos en el parque Miguel Servet
Carteles llenos de excrementos en el parque Miguel Servet

En los últimos años se ha intentado de todo, desde el famoso “tordocop” a las aves rapaces o a los métodos que se usan en la actualidad con emisión de sonidos de alarma, los cohetes que se pueden escuchar en cualquier punto de la ciudad, focos de gran potencia o el tratamiento químico que repele el asentamiento en los árboles.

Siguen causando molestias, aunque nada tiene que ver la situación actual con la que se sufría hace unos años, a comienzos del año 2006 había una población media mensual de 104.000, muy por encima de los últimos datos que hablaban de unos 7.000.

En los últimos años, además de trabajar en el propio parque Miguel Servet se ha actuado en otras zonas de la capital oscense como el Hospital Provincial, Parque del Encuentro, plaza Cervantes, Textil Bretón o parque de los Olivos, por poner algunos ejemplos.

Diferentes zonas del parque se han visto afectadas por la suciedad
Diferentes zonas del parque se han visto afectadas por la suciedad
Comentarios