san lorenzo

Largas filas de los más pequeños para besar a San Lorenzo

Más de 400 niños abarrotaban la basílica y la plaza de San Lorenzo para besar al santo y fotografiarse con su insignia, 

Largas filas en la presentación de los niños a San Lorenzo
Largas filas en la presentación de los niños a San Lorenzo

La basílica de San Lorenzo se llenaba de niños y niñas de Huesca este lunes para participar en el tradicional acto de saludo a San Lorenzo. Se trata de una de las actividades relativamente recientes, introducida en 2014 y cuyo interés crece cada vez más entre los vecinos hasta el punto de que el llamamiento para la bendición del patrón de la ciudad hizo que se formaran largas filas a las puertas de la iglesia. La emoción es la principal clave de esta actividad que organiza la Cofradía de San Lorenzo cada 13 de agosto, tal y como explica su prior Bizén d’o Río porque las familias se aglutinan abarrotando la plaza de ilusión.

Los pequeños se acercan de este modo al santo en los días festivos y lo conocen. Se podían ver niños recién nacidos y hasta adolescentes de unos 15 años. El acto consiste en besar la insignia del santo en la parte delantera del altar, acercándose a través de un pasillo delimitado por un cordón rojo. Tras besar al santo, recogían una pañoleta verde como obsequio por su participación. Unos 400 niños se acercaban a la basílica y las filas a la hora del comienzo del acto llegaban hasta la calle de la Correría.

Con la intención de promover y dar a conocer la tradición desde tempranas edades, la cita en la basílica se ha convertido en tradición y éxito para la ciudad altoaragonesa. D’o Río considera este día tan especial perfecto para la reunión de padres, abuelos y nietos que va creciendo año tras año.
En las caras de los más pequeños podían verse signos de sorpresa y asombro, todavía en brazos de sus progenitores. Por otra parte, otros que ya conocían quién era San Lorenzo y lo que representa esperaban con ganas el momento de llegar y subir al altar.


D'O RÍO 1 NIÑOS 13
ENCUESTAS 1 NIÑOS 13

Cientos de familias se retiraban después para seguir disfrutando de las fiestas laurentinas, momento tan esperado por los altoaragoneses a lo largo del año y que seguirán aguantando hasta el día 15 de agosto.

Comentarios