cultura

Los objetos como generadores de recuerdos de García Plana, centran la nueva muestra del Museo Pablo Serrano

La muestra podrá verse hasta, al menos, el mes de febrero

Exposición de Vicente García Plana
Exposición de Vicente García Plana


El Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano inaugura “El Objeto de la Memoria. Vicente García Plana”, exposición producida por Gobierno de Aragón que podrá verse desde este miércoles hasta el próximo 10 de febrero. Vicente García Plana, artista y comisario de la exposición, plantea un trabajo artístico apoyado en los Objetos y en la Memoria. Desde muy temprana edad, empezó a recopilar objetos, al principio de modo azaroso y sin intención clara. Poco a poco, esta actividad fue evolucionando hasta ser no sólo el hilo conductor de su creación artística, sino convertirse en una manera de estar en el mundo.
El Objeto de la Memoria es un tránsito por un bosque inmenso de objetos recopilados con los más diversos criterios. Con deliberada densidad, los elementos se presentan en series numerosas, que apenas dejan espacio entre ellas. Los objetos se apilan de la misma manera en que se acumulan los recuerdos en nuestra memoria, muy cerca unos de otros, separados por el brevísimo espacio de tiempo en el que pasamos de una idea a otra, de un recuerdo a otro. La mayor parte de los objetos que se van a exhibir carecen de valor material o histórico. Su fuerza reside en presentarse como generadores de recuerdos, que activan una memoria personal o colectiva.
La exposición comienza con el enorme archivo de objetos que vertebra el taller de Vicente García Plana. En la línea que siempre ha seguido, entiende el taller, con su plástica y ordenación, como una obra de arte en sí mismo, como un trabajo en permanente proceso, un enorme contenedor que a su vez está formado por otros contenedores de menor tamaño, y que caracterizan también el conjunto de su obra. Muchos de los objetos que aquí se exponen aguardan pacientemente en las estanterías del taller del artista durante meses o años, esperando a ser reinterpretados como parte de un ensamblaje, de una serie o de una acumulación, pasando a tener una nueva identidad, una nueva oportunidad de ser y ser percibidos.
La muestra continúa con los objetos dispuestos en series y acumulaciones y concluye con obra artística de reciente factura, donde destacan las Cajas de la Memoria como piezas fundamentales.
La conciencia de la memoria, de la historia personal y la compartida, la reflexión sobre el sentido de lo que somos, fuimos y seremos nos llega a través de estas obras desde ángulos inesperados. Para el artista la infancia, la familia, el viaje, la amistad, el devenir de la vida son los temas trascendentales que cohesionan esta exposición, acompañando al visitante en un viaje por la vida a través del río de las cosas.

Comentarios