coronavirus

Los oscenses respetan el estado de alarma y se quedan en casa

La mayoría de los comercios cuelgan el cartel de "cerrado hasta nuevo aviso" y solo permanecen abiertos los de primera necesidad

Imagen del Coso Bajo vacío tomada al mediodía del lunes 16 de marzo
Imagen del Coso Bajo vacío tomada al mediodía del lunes 16 de marzo

En este primer lunes después de que el Gobierno de España decretara el estado de alarma, los oscenses han respondido a la llamada y apenas se podía ver a gente por sus calles. La mayoría de comercios colgaban el cartel de "cerrado hasta nuevo aviso", y sólo permanecían abiertos los establecimientos de primera necesidad, tales como supermercados, farmacias, estancos, comercio local y kioskos, entre otros. Los bares sellados con la reja, y todas las mesas y sillas de las terrazas  recogidas.

Las pocas personas que transitaban la capital altoaragonesa, o bien se dirigían a su lugar de trabajo o portaban bolsas de la compra con productos de esos establecimientos de primera necesidad. Muchos iban protegidos con guantes y mascarilla.

Una imagen insólita que da también un mensaje de "esperanza y responsabilidad", ya que estos quince días de estado de alarma, que el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, daba por hecho que se alargarán, son "claves" para frenar el contagio del coronavirus.

Uno de los carteles que se pueden ver en los comercios del centro de Huesca
Uno de los carteles que se pueden ver en los comercios del centro de Huesca
Comentarios