huesca

Los padres y madres de Juan XXIII protestan por la supresión de tres vías en infantil y primaria

También lamentan que no hayan comenzado todavía unas obras en el tejado, que deberían haber empezado el día 1

Fachada del colegio Juan XXIII de Huesca
Imagen del colegio Juan XXIII


La Asociación de Madres y Padres "Albahaca" del colegio público Juan XXIII de Huesca solicita al departamento de Educación el mantenimiento de las terceras vías en 2º de Infantil y 2º y 6º de Primaria, tal y como se ha hecho con 5º de Primaria tras las movilizaciones del pasado curso. Las familias de los escolares afectados están muy molestas y preocupadas y están estudiando empezar a recoger firmas para hacer llegar su protesta.

Desde la Amypa se preguntan cómo puede ser que estén en las mismas condiciones que el curso pasado, con todos los niños aún sin vacunar y los más pequeños sin mascarilla, y se estén recortando vías y detrayendo recursos.

Además, en el caso de este centro, se vuelve a la jornada partida, con lo que se sumará el problema de la afluencia de niños al comedor ya que se espera que sea muy alta y obligue a poner un segundo turno sin que el departamento haya definido muy bien las condiciones para ello porque el protocolo es muy ambiguo.

Por otro lado, desde la Asociación de madres y padres recuerdan que siguen a la espera de que el departamento inicie las obras de reparación de la cubierta, que tendrían que haberse iniciado el pasado 1 de septiembre. Salieron a licitación el pasado 30 de julio con un presupuesto de 56.000 euros y un plazo de ejecución de 75 días.

Según el informe de la Unidad Técnica de Construcciones, hay una gotera en uno de los pasillos de la primera planta del edificio principal, consecuencia del mal estado de la cubierta, que coincide con una de las bajantes donde recientemente se había realizado una pequeña reparación de la tela asfáltica para intentar paliar la patología. Sin embargo, esta intervención no ha evitado la entrada de agua. Por ello, creen que debe producirse por otro punto debido a la antigüedad de la tela asfáltica. Ante esta situación, los técnicos determinaron que había que sustituir esa cubierta y colocar un aislamiento térmico.