sociedad

Los positivos por covid y las cuarentenas provocan numerosas llamadas para aplazar citas concertadas

En algunos casos, la cita se aplaza un par de semanas, mientras que los positivos prefieren esperar hasta tener el alta

Muchos negocios están viendo cómo las llamadas para anular o aplazar citas se suceden
Muchos negocios están viendo cómo las llamadas para anular o aplazar citas se suceden


El incremento de casos positivos por coronavirus en la ciudad de Huesca, o de confinamientos por cuarentena de sus contactos, está suponiendo una gran cantidad de anulaciones o retrasos en citas programadas. Centros de estética, masajistas o fisios, ópticas, dentistas u ortodoncistas son quienes más están sufriendo esta situación.

Luisa Palacín, dentista, asegura que desde que el pasado mes de mayo se levantó el estado de alarma se han ido produciendo llamadas, pero el goteo se ha hecho más constante en estas últimas semanas, cuando la capital oscense está contando con un gran número de casos positivos. Tanto ellos como sus contactos más cercanos tienen que confinarse, y ello supone muchas anulaciones. 

Los ópticos, a la hora de llevar a cabo graduación de la vista o adaptación de lentes de contacto, cuestiones que también se están realizando con cita previa, están teniendo igualmente aplazamientos. Pablo Barreña, de Óptica Barreña considera que va a haber que convivir con esta situación, al menos durante un tiempo.

Gente que se ha hecho una PCR y está esperando resultados, madres de niños confinados o positivos son casos que también se están aduciendo en las llamadas para pedir aplazamientos de las citas. Se están recibiendo de media un par al día. M.ª Ángel Ramón, responsable de citaciones en Mesbur, asegura que en algunos casos, quien llama para anular, coge ya cita para dentro de dos semanas. Si se trata de positivos por covid-19, prefieren esperar a tener el alta.

Por su parte, los ortodoncistas que tratan a tantos adolescentes están acusando varias anulaciones cada día. Y centros de masajes o fisoterapeutas ven cómo llama gente en la misma situación o incluso que no se encuentra bien y por precaución no acuden a la cita establecida. La tónica general de la nueva normalidad.