HUESCA

Los presupuestos de 2019 ¿entre la espada y la pared?

La oposición escoge "irrealizable", "electoralista" y "pobre" para definir el borrador del equipo de Gobierno que cree que la "negociación" será clave

Grupo de Cambiar Huesca en el pleno del Ayuntamiento de Huesca
Ana Loriente, Fernando Justes, Pilar Novales, Silvia Mellado, Carmen García, Pablo Malo

La negociación de los presupuestos de 2019 va a ser tensa, a juzgar por los pronunciamientos de los grupos con representación en el Ayuntamiento de Huesca que tienen de plazo hasta este lunes para presentar sus enmiendas. La oposición en bloque ve insuficiente el plazo para la aprobación, ya que la sesión plenaria en la que se dirimirá tendrá lugar el próximo viernes. Son unos tiempos que demuestran, según indican, escasa voluntad de consenso.

Desde el equipo de Gobierno sostienen que el plazo es muy similar a los años anteriores, aunque admiten que se ha ajustado al máximo para que "cuanto antes puedan entrar en vigor y comenzar a ejecutarse en un año más breve de lo habitual por las elecciones de mayo", en palabras del concejal de Hacienda José María Romance.

La previsión es que este martes se dictaminen y se convoque el Pleno para someterlo a aprobación. Todas las formaciones políticas que conforman la oposición ven "muy difícil que salga adelante un documento presupuestario para este 2019".

El portavoz popular Gerardo Oliván critica que PSOE y Aragón Sí Puede declinaron "su propuesta de llevar a la comisión del pasado jueves unos presupuestos negociados como borrador". Esta formación política advierte de que el documento es "irrealizable" y pone como ejemplo la urbanización del paseo de Ramón y Cajal, dotado con 2.8 millones de euros en el borrador. Dicen que todavía no están hechos los proyectos de la segunda y tercera fase por lo que es "imposible que se ejecute esa partida en el 2019".

Por su parte, en Ciudadanos consideran que es una propuesta de presupuestos "electoralista" y cita como ejemplo que se priorice "la oficina de la lengua aragonesa a la creación de la ventanilla única empresarial que atraería empleo de calidad y desarrollo a la ciudad", en palabras de su portavoz José Luis Cadena. Son motivos que llevan a la formación política naranja a "no poder apoyar el borrador".

Quizá quienes más tengan que decir en este sentido sean los representantes de Cambiar Huesca, después de que se rompiera el pacto de Gobierno que mantenían con los socialistas y con Aragón Sí Puede. Son quienes, por lógica, tienen la llave para decidir la aprobación del documento, pero están algo más que molestos. Echan en falta en el borrador "los proyectos que trataron de impulsar y que recogía el acuerdo de gobernabilidad (como el Centro de Transformación Agroalimentaria o el mercado de abastos), se rechazó su petición de establecer el voto ponderado en las comisiones" y tachan la propuesta del equipo de Gobierno de "pobre" por la falta de proyectos nuevos y ambiciosos. Por todo ello, ven "muy difícil" que salga adelante un documento presupuestario para el próximo año.

Esta redacción ha intentado, sin éxito hasta el momento, ponerse en contacto con los representantes de Aragón Sí Puede para conocer su postura al respecto del documento presupuestario.

El equipo de Gobierno, lejos de tirar la toalla, mantiene la esperanza de obtener luz verde, aunque ni siquiera tiene todavía sobre la mesa las 'cartas' con los presupuestos que desearía cada grupo. Romance se compromete a estudiar con detenimiento, al menos el que permite la premura de un solo día para dictaminar un documento final, las propuestas de cada grupo y a incluir lo que social y económicamente "se pueda agregar", teniendo por supuesto en mente que será un año electoral.

Comienza este lunes por tanto una semana decisiva no solo para concretar las inversiones que tendrá la capital oscense el próximo año, sino, y todavía más importante, para que cualesquiera que sean se puedan llegar a ejecutar sin tener que modificar constantemente un presupuesto prorrogado.

Comentarios