huesca

Los problemas de espacio causan preocupación entre las familias del colegio Sancho Ramírez

Piden que se tomen decisiones de futuro, que garanticen que los alumnos estén en unas instalaciones adecuadas

Colegio Sancho Ramírez
El Colegio Sancho Ramírez cuenta con tres vías, y conforme avanzan los cursos se queda sin espacios


Las familias del CEIP Sancho Ramírez de Huesca han mostrado su inquietud y preocupación por el incremento de los problemas de espacio y los que se plantean de cara a próximos cursos por el aumento del número de alumnado por encima de la capacidad para la que fue creado el colegio. Desde la AMYPA del centro se indica que el aumento paulatino del número de vías durante los últimos cursos ha obligado a adaptar espacios comunes como las salas de informática y música para convertirlas en aulas. El próximo curso, el centro podría quedarse sin sala polivalente, además de no poseer aulas de desdoble y refuerzo, ni espacio para la Asociación de Padres y Madres.

David Constante, presidente AMYPA
CORTE CONSTANTE 1 SANCHO 21

Avanzan que esta situación se podría agravar en el futuro conforme las tres vías vayan completándose en todos los cursos, momento en el cual, aún suprimiendo la biblioteca, el centro no poseería espacio suficiente para las 27 aulas que se necesitarían.

La realidad actual es que, por ejemplo, los alumnos del tercer curso de Infantil tienen que estar en el edificio de Primaria, porque el aulario de Infantil está diseñado para dos aulas por curso, con espacios que no están adaptados a su ciclo, empezando por los baños.

Durante estos dos últimos cursos, la AMYPA del centro ha mantenido varios encuentros con la Dirección Provincial de Educación para trasladarle a su responsable está realidad, y se les ha informado de que se ha analizado el estado del centro, comprobando la inviabilidad de acometer obras de ampliación. También les transmitían el compromiso de no implantar aulas prefabricadas y se han comprometido a estudiar soluciones de cara a los próximos cursos, como podría ser reubicar algunas clases en el antiguo edificio del colegio, el actual Centro de Profesores Ana Abarca de Bolea, en la calle Sancho Ramírez.

Conscientes las familias del periodo en el que nos encontramos, en plena campaña electoral y con el periodo de escolarización ordinario cerrado, piden a la administración y futuros responsables educativos que se tome una decisión firme sobre en futuro del centro para garantizar que los alumnos estarán en unas instalaciones adecuadas conforme marca la normativa.

Comentarios