huesca

El pulgón estuvo a punto de acabar con los cipreses del cementerio

Ha comenzado su tratamiento para evitar los problemas que hubo hace unos años y que casi acaban con estos árboles

El nuevo crematorio de la ciudad que estará instalado en el cementerio
Cipreses en el cementerio de Huesca

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca está desarrollando el tratamiento del pulgón en los cipreses de la ciudad. Forma parte del tratamiento preventivo para evitar problemas como ya ocurrió hace algunos años cuando el cementerio casi se queda sin cipreses.
Fran Bergua, jefe del servicio de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Huesca, indica que es un tratamiento que incluye pesticidas y fungicidas para acabar con el pulgón y la negrilla, un hongo que aparece en algunas plantas o árboles después del ataque de los pulgones.


Por un lado se actúa en el propio camposanto oscense y por la noche en el resto de zonas en las que existe este árbol en la ciudad de Huesca como Avenida Monegros, Avenida de los Danzantes o en el Parque de las Miguelas.

Estos parásitos van en busca de plantas, flores o árboles para alimentarse y anidar. Suelen aparecer en las épocas de primavera y verano, por lo que es ahora cuando hay que desarrollar este tratamiento. Cuentan con un pico especial que utilizan para succionar la savia de las plantas, perforan el tallo y comienzan a succionar el jugo. No son peligrosos para las personas.

Comentarios