Los restos del Círculo Católico llevan 14 años almacenados esperando a ser catalogados

A pesar de haber sido declarado BIC recientemente, el yacimiento no puede ser visitado

Visita realizada a los restos del Círculo Católico el pasado 2019
Visita realizada a los restos del Círculo Católico el pasado 2019 / Rafael Gobantes / Heraldo de Aragón

Los restos que descansan bajo la edificación del Círculo Católico de Huesca están constituidos por tres calles completas y una domus, una casa de la época romana. El hallazgo, en los bajos de una edificación de vivienda pública, constituyó una de las mejores noticias para los arqueólogos que estudian la osca romana.

En el año 1991 se inició la excavación dirigida por Antonio Turmo, a quien tomo el relevo Nieves Juste, hasta que en 2006 se dieron por finalizados los trabajos in situ.

Sin embargo, todo lo hallado en la excavación sigue almacenado en el Museo de Huesca y sin haber sido catalogado, un trabajo imprescindible en toda excavación rigurosa, explica la arqueóloga Julia Justes.

Pero Justes llama la atención sobre el poco interés que ha suscitado este hallazgo para hacerlo accesible a los oscenses, sus verdaderos propietarios. Así, la arqueóloga no entiende cómo no se ha ejecutado un proyecto de musealización y se siguen dando pasos como la reciente declaración de Bien de Interés Cultural , lo que no pasa de constituir una “fotografía más” para la clase política, como las muchas que se han realizado otros representantes públicos desde que aparecieran los restos, ha dicho Justes.