huesca

Los vecinos buscan con el Ayuntamiento una solución ante las molestias que les crea el bar Cubitos

En un encuentro mantenido con el consistorio, los vecinos confían en que pueda haber una solución administrativa

Las quejas contra el Cubitos hacen referencia a numerosos incumplimientos, además de dejadez y suciedad
Las quejas contra el Café Cantante Cubitos hacen referencia a numerosos incumplimientos, además de dejadez y suciedad

El grupo de vecinos de las calles Sancho Ramírez y Azlor que se quejaron de "los graves problemas de convivencia" provocados por el Café Cantante "Cubitos" se reunían este lunes con el Ayuntamiento de Huesca para trasladarles la queja. Uno de los vecinos reconocía tras el encuentro que el consistorio "tiene pocas vías para resolver el problema", aunque les han asegurado que tomarán interés y confían en que por la vía administrativa puedan dar con la solución.

Por su parte, el alcalde, Luis Felipe, decía a primera hora del lunes que es una cuestión que hay que abordar hablando con todos los afectados y entendía las reivindicaciones de los oscenses tras retomar de forma escalonada la vuelta a la normalidad dos años después.

Igualmente, el máximo mandatario de la ciudad adelantaba que este próximo jueves se constituirá una comisión mixta entre las concejalías de Seguridad Ciudadana y Servicios Sociales para desarrollar el plan de actuación contra la "okupación" ilegal en la ciudad de Huesca.

Cabe recordar que los vecinos de las calles citadas anteriormente, en un escrito, aseguraban que este local supera la normativa municipal de emisión de ruidos, bajando el volumen de la música solo cuando llega la Policía Local a realizar mediciones. A ello, añadían, se suman continuos tumultos, peleas, gritos, destrozos en los patios, amenazas y agresiones a los vecinos cuando se quejan, o suciedad, con vómitos, vasos tirados por la calle, botellas rotas u orines producidos por la clientela de dicho establecimiento.