hoya de huesca

Los vecinos de Plasencia del Monte denuncian en las Cortes su situación de "abandono"

Desde septiembre de 2017 no tienen agua potable y se quejan de la dejadez del ayuntamiento por que dicen no ha tomado ninguna medida 

Los vecinos de Plasencia en las Cortes
Los vecinos de Plasencia en las Cortes

La Asociación de vecinos de la localidad oscense de Plasencia del Monte ha llevado sus reivindicaciones a la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales, en la que han expuesto a los grupos políticos la situación de "abandono" que llevan padeciendo hace más de año y medio que incluye la falta de agua potable por superar ésta el nivel máximo de nitratos y la ausencia de mantenimiento del mobiliario urbano.  El alcalde de la Sotonera, Pedro Bergua, explica que el problema se detecta en septiembre de 2017 y, desde el primer momento, ha buscado una solución técnica efectiva y económicamente sostenible.

Dolores Montaner, representante del colectivo vecinal, ha expresado su "indignación" y "desencanto" con el Ayuntamiento de La Sotonera, encargado de la gestión de la pedanía de Plasencia del Monte, tras años de reivindicaciones para la mejora de las instalaciones que hay en su pueblo, "como una zona infantil que resulta peligrosa porque está destrozada", una camino y una zona deportiva "en la que no se ha hecho nada para mantenerla, ni tampoco nos dejan actuar porque dicen que no es nuestra competencia", se ha lamentado. Su convecina Ana Belén Sanz ha abundado en la "nula empatía, tanto del Ayuntamiento como del alcalde, que hacen oídos sordos a nuestras reivindicaciones", ha denunciado.

A esa situación de dejadez se ha sumado en el último año y medio el grave problema de no poder contar con agua potable, tras la analítica realizada por Sanidad en la que se detectó un nivel de nitratos por encima de lo permitido. "Desde 2017 el Ayuntamiento no ha tomado ninguna medida y el pasado mes de agosto, cuando nos manifestamos delante del consistorio ni nos recibieron ni recogieron nuestras reivindicaciones puestas por escrito", ha denunciado. Según ha explicado Montaner, actualmente los vecinos de Plasencia del Monte tienen acceso al agua potable mediante dos depósitos de agua "de dudosa fiabilidad que los bomberos rellenan cuando los llamamos", ha descrito. Además, ha alertado de que en el pueblo hay una fuente pública muy frecuentada de la que sale agua contaminada y que no cuenta con ningún cartel informador. Recientemente se ha determinado la instalación de una fuente de agua obtenida por ósmosis inversa, que para Montaner "tampoco es una solución después de tanto tiempo hacer ir a genta mayor a coger agua como en los años 50", se ha quejado.

Su compañero Rubén Tejada ha realizado en primer lugar una descripción de la zona en la que se asienta su pueblo, entre los ríos Riel y Sotón, que desembocan en el pantano de la Sotonera. Una zona que, según ha explicado, ya fue declarada como vulnerable en 2014, una situación que se ha visto agravada “por el ascenso del modelo agroganadero por el que se vierten nitratos”, ha denunciado.

Tejada ha reclamado "un proyecto en firme que garantice el suministro de agua salubre, controles efectivos y reales que vengan unidos a esta declaración de zona vulnerable así como medidas que orienten al modelo agroganadero hacia el respeto de los campos que trate los nitratos como abono", ha enumerado.

"Se trata de uno de los problemas que tienen nuestros pueblos. Si los purines se usan adecuadamente son un buen fertilizante, pero un mal uso acaba convirtiéndolo en contaminante", ha explicado el diputado del PP Fernando Galve. Para él, "también es importante y se tiene que hacer gestionar bien" este asunto porque "puede generar riqueza". "Instamos al Ayuntamiento, a la Diputación Provincial y al Gobierno a que den una solución inmediata y lo más rápido posible para el abastecimiento de agua", ha manifestado.

Respuesta desde el Ayuntamiento de La Sotonera 

El alcalde de la Sotonera, Pedro Bergua, explica que el problema se detecta en septiembre de 2017 y, desde el primer momento, ha buscado una solución técnica efectiva y económicamente sostenible.

Bergua asegura que ha mantenido innumerables reuniones con el Instituto Aragonés del Agua.

Desde dicho organismo se dieron varias opciones para eliminar la alta concentración de nitratos que presenta el agua en diferentes municipios de la Sotonera, optando finalmente por el que somete a un proceso de ósmosis al agua contaminada.

Sin embargo, desde el Instituto Aragonés del Agua se ha comunicado al ayuntamiento de la Sotonera que no hay partidas presupuestarias para abastecimiento, lo que deja en vía muerta una posible solución al problema.

Por otra parte, Bergua explicaba que la solución definitiva es que el Gobierno de Aragón controle la actividad agraria de la zona y la utilización de purines como fertilizante de manera indiscriminada.

Comentarios