Luis Felipe se reunirá con la ministra de Defensa el tres de julio

La reapertura del Sancho Ramírez sigue los plazos previsto por el anterior gobierno

Vista aerea del cuartel Sancho Ramírez
Acuartelamiento Sancho Ramírez

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha anunciado que el próximo 3 de julio se reunirá con la ministra de Defensa Margarita Robles para seguir trabajando en el futuro del Cuartel Sancho Ramírez. Un futuro que sigue el mismo camino que dejó la anterior titular María Dolores de Cospedal y con el mismo calendario, ha explicado Felipe en una entrevista concedida a Radio Huesca.

En este sentido, el edil oscense indicaba que se mantienen continuos contactos con Defensa para la reapertura. Una camino que ya se abrió con el anterior gobierno del Mariano Rajoy y al cual Luis Felipe se mostraba muy agradecido por la opción elegida.

Así mismo, Luis Felipe ha explicado que este mismo jueves ha firmado la compraventa de los terrenos ubicados junto al Sancho Ramírez para que el cuartel se amplíe antes de la reapertura.

El alcalde pedía en la entrevista que no se siembren dudas sobre la reapertura, porque el nuevo gobierno de España va a seguir adelante con los planes del ejército, planes que pasan por la conversión del Sancho Ramírez en uno de los cuatro cuarteles generales con los que cuenta el ejército de tierra.

Las licitaciones siguen su proceso 

Dentro de las 18 licitaciones que se anunció que van a tener lugar con el fin de adecuar el acuartelamiento Sancho Ramírez para acoger la División Castillejos, dos nuevas se vienen a sumar a las otras dos que ya se publicaron para la adecuación de nuevos vestuarios en la planta 2ª del edificio o el acondicionamiento de un depósito para armas y material sensible. En este caso, son dos obras que suman 1,2 millones de euros: adecuación de nuevos dormitorios y adecuación de la cocina-comedor para 700 comensales.

Por una parte, ha salido a licitación la adecuación de nuevos dormitorios en la 1ª planta del denominado edificio 202, con un presupuesto total, IVA incluido, de prácticamente 500.000 euros, y un plazo de ejecución de 10 meses. 

Se trata de adecuar la mitad oeste de este inmueble, para habilitar módulos de alojamiento para 53 personas. Se realizará el vaciado completo de lo existente en la actualidad, y se hará una nueva distribución. Allí se habilitarán espacios para 53 plazas de alojamiento dotadas de servicios propios, como son espacios para aseos, oficio y estar. Además, se renovarán todas las instalaciones de fontanería, saneamiento, calefacción, electricidad y protección contra incendios.

Por otro lado, se licita el proyecto de adecuación de la cocina-comedor, en la planta baja del mismo edificio, para dar servicio al acuartelamiento. En este caso, el presupuesto de licitación, IVA incluido, es de prácticamente 700.000 euros, también con un plazo de ejecución de 10 meses. Está previsto demoler parte de la cocina y realizar una instalación de comedor único con una capacidad máxima simultánea de aproximadamente 700 comensales.

Las instalaciones a adoptar deberán permitir la preparación de hasta un máximo de tres menús diarios para cada comida, es decir, tres primeros platos, tres segundos y tres postres, y además la preparación anticipada de platos para fines de semana o festivos.


Comentarios