SOLIDARIDAD

Manos Unidas propone con su campaña "La peseta solidaria" recoger pesetas para un proyecto en la India

Los oscenses que todavía tengan pesetas en sus casas pueden depositarlas en huchas destinadas al efecto

Hucha de Manos Unidas ubicada en el Obispado de Huesca
Hucha de Manos Unidas ubicada en el Obispado de Huesca


El próximo 31 de diciembre finalizará el plazo para cambiar los billetes y monedas de peseta que aún tengamos guardados en nuestro hogares. Desde Manos Unidas han pensado que una buena manera de demostrar la solidaridad es donar esas pesetas que se destinarían, una vez cambiadas, a hacer realidad uno de los proyectos más ilusionantes con los que cuentan: un programa de salud materno-infantil en 25 pueblos del norte de la India con más de 3.200 beneficiarios directos y más de 19.000 indirectos. Por ello han puesto en marcha el proyecto "La peseta solidaria" con el lema "Tus pesetas pueden salvar vidas".

Dado que el canje de ese dinero en pesetas solo se puede hacer en una de las 15 sucursales que el Banco de España tiene repartidas por el país, desde Manos Unidas se propone a quienes quieran colaborar con este proyecto, que depositen antes del 28 de diiciembre sus viejas pesetas en cualquier de las huchas que han distribuido por distintos comercios de Huesca capital, o bien en la librería del obispado San Pablo, en la calle Santiago 5, o en la sede de la ONG, en la plaz de la Catedral-8.

Hucha ubicada en un comercio de la ciudad para recoger pesetas para Manos Unidas
Hucha ubicada en un comercio de la ciudad para recoger pesetas para Manos Unidas

El Banco de España estimaba el pasado mes de junio que los españoles conservaban 1.604 millones de euros en forma de pesetas. Manos Unidas considera que sería “maravilloso” que una parte de ese dinero se donara para iniciativas de este tipo.

El objetivo del proyecto popuesto es promover buenas prácticas de salud, sanidad y nutrición materno-infantil entre la comunidad tribal Bhil, el mayor grupo tribal de la India, que habita varios Estados del norte, entre ellos Rajastán, donde representan el 39% de la población total. La mayoría de ellos viven al sur del Estado en el distrito de Banswara, y son extremadamente pobres, con el 73% viviendo por debajo del umbral de la pobreza.

Esta intervención presenta dos líneas de trabajo. Por un lado, concienciar a la comunidad sobre la importancia de una adecuada nutrición, buenas prácticas de salud, especialmente materno-infantil, y sobre los programas de ayudas del Gobierno disponibles para favorecer éstos. Y por otro lado, mejorar la nutrición y la salud materno-infantil a través de campamentos de salud y de la puesta en práctica del cultivo de árboles frutales y de huertos domésticos para enriquecer y mejorar su alimentación.

El número de beneficiarios directos de este proyecto es de 3.265 e indirectos de 19.150. Se espera que tras esta intervención se reduzca la tasa de mortalidad de niños entre 0 y 3 años en un 45%, y la tasa de desnutrición en niños de entre 0 y 6 años en un 50%. Manos Unidas aportará el 85% del coste total del proyecto.