sucesos

"Pido que pague lo que hizo, el dolor que me causó no me lo quita nadie"

Mariela, la madre de Naiara, busca defenderse de las acusaciones vertidas por el padre biológico de la niña asesinada en Sabiñánigo

Mariela, madre de Naiara junto a su abogado
Mariela, madre de Naiara, junto a su abogado

Mariela Alejandra Benítez, madre de Naiara, la niña de 8 años asesinada en Sabiñánigo ha querido salir a la luz pública al considerar injustas las opiniones vertidas por parte del padre biológico de la niña, Manuel Briones. La Audiencia Provincial de Huesca desestimaba recientemente su petición para que declarara como investigada en el caso.

Ante el próximo juicio que tiene que celebrarse, con jurado popular, quiere que se haga justicia y que la ley caiga sobre el presunto asesino de su hija "que pague lo que hizo, por qué el dolor que me causó no me lo paga nadie", asegura. Ha vuelto a insistir en que "nunca fue maltratada".

Espera que llegue el juicio, aunque a la vez tiene miedo de volver a escuchar el sufrimiento por el que pasó la niña y "por qué sé que me voy a tener que enfrentar a esta dura realidad".

wer

Sigue sintiéndose "rechazada y dolida" en Sabiñánigo en ocasiones le han insultado por la calle y su día a día se basa en ir de casa al trabajo y viceversa; "agacho la cabeza y me callo", añade la madre de la niña asesinada. Pide que pregunten por su opinión de los hechos, una de las razones por las que quería dirigirse a los medios.

Mariela solo quiere que a la niña "la dejen descansar en paz y que yo pueda descansar como madre y seguir curando el dolor que llevo, por qué dentro de todo yo sigo con el dolor".

Comentarios