festival de cine

Marisa Paredes asegura, emocionada, que el premio Luis Buñuel es mucho más de lo que nunca pudo soñar

La artista realizó una encendida defensa de la cultura, que nos hace libres y críticos

Marisa Paredes con "La corista" de Antonio Santos, premio Luis Buñuel
Marisa Paredes con "La corista" de Antonio Santos, premio Luis Buñuel


El patio de butacas del Teatro Olimpia dio un largo y cálido aplauso a la actriz Marisa Paredes en dos momentos de la gala en la que se le hacía entrega del premio Luis Buñuel de la 47 edición del Festival de Cine de Huesca. La primera, tras una recopilación en imágenes, de los mejores momentos de su carrera cinematográfica, y posteriormente, cuando recibió el galardón. La actriz, emocionada, hizo un pequeño discurso defendiendo la cultura y agradeciendo a Luis Buñuel por haber existido.

Marisa Paredes en la alfombra roja del Festival
Marisa Paredes en la alfombra roja del Festival

Sobre la alfombra roja, antes del inicio de la gala, pasaron los distintos jurados de los distintos concursos del festival, invitados, responsables políticos, miembros del Festival y la propia artista, ataviada con un traje pantalón de color beige. La gala, que apenas duró media hora, fue presentada por la actriz Encarni Corrales, quien hizo un monólogo teatral y cantó, acompañada con un piano, la canción “Piensa en mí”, emblemática de Tacones Lejanos, un tema que emocionó a Marisa Pareces, que no dejó de felicitarla.

Entonces llegó el momento de entregarle el galardón, de manos del presidente de la Fundación Festival de Cine de Huesca, Ramón Lasaosa, a quien también acompañaba en el escenario el director del Festival, Rubén Moreno. Marisa Paredes agradeció el premio que aseguró que era uno de los más importantes de su carrera, por llevar el nombre de Luis Buñuel.

Paredes recordaba que lo maravilloso de los artistas y los creadores es que están siempre allí. Y ello le llevaba a destacar la importancia de la cultura, como lo mejor que puede tener la sociedad, que nos hace libres y que nos hace sentirnos críticos con una realidad que no nos guste, y que se convierte, en definitiva, en el camino de la libertad.

Marisa Paredes, junto a Rubén Moreno, director del Festival de Cine
Marisa Paredes, junto a Rubén Moreno, director del Festival de Cine

La galardonada se sintió orgullosa por haber desarrollado esta profesión maravillosa, y una privilegiada por haber podido llegar hasta el momento actual, sintiendo el cariño de la gente, lo que para cualquier actor o artista es lo más importante. A ello se sumaba el haber llegado a Huesca a recibir este premio, que, aseguraba, es mucho más de lo que nunca pudo soñar.

Público en el patio de butacas del Teatro Olimpia en la gala del Festival de cine
Público en el patio de butacas del Teatro Olimpia en la gala del Festival de cine
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Vermut con Marisa Paredes en la Plaza López Allué
Comentarios