festival de cine

Marisa Paredes: "Recibir un premio que se llame Luis Buñuel es un gran honor, un lujo y una responsabilidad"

Su larga trayectoria, jalonada de películas, obras de teatro, televisión y reconocimientos, decía, es el resultado de muchos años "de trabajo y amor"

Marisa Paredes, premio Luis Buñuel de la 47ª edición del Festival de Cine de Huesca
Marisa Paredes, premio Luis Buñuel de la 47ª edición del Festival de Cine de Huesca


La actriz Marisa Paredes recibirá, en una gala que celebra este miércoles el Festival de Cine de Huesca, el premio Luis Buñuel, como reconocimiento a toda su carrera en el mundo del cine, donde ha protagonizado casi un centenar de películas. La homenajeada recordaba que es un oficio al que se ha dedicado en cuerpo y alma, y en el que ha mostrado una gran resistencia por la necesidad de que su sueño se pudiera mantener en el tiempo.

Paredes no conoció en vida a Luis Buñuel, pero recibir el premio que lleva su nombre es para ella un gran honor. Y añadía que si recibir un premio siempre es hermoso, que sea uno que se llama “Luis Buñuel” es verdaderamente un lujo, como un doble premio, algo que se sueña. Destacaba como algo muy bonito ver que su nombre se une al de alguien que es una referencia mundial de cine. Ante esto, Marisa Paredes siente es una enorme alegría y también una enorme responsabilidad.

La intérprete recordaba que en sus casi seis décadas de trabajo, la han llamado magníficos directores, con los que ha podido demostrar su capacidad, lo que le ha servido de base para todo lo que ha vivido y lo que pueda hacer hoy.

Esto, decía, es el resultado de muchos años de trabajo, hecho siempre con todo el amor. Aseguraba que a este mundo hay que entregarle "mucho, mucho, mucho siempre", y hay que partir de que cada día se empieza y que cada trabajo es algo nuevo, teniendo en cuenta que las cosas, mal o bien, salen.

La actriz, que participó en dos películas ganadoras de un Óscar, "Todo sobre mi madre" de Almodóvar y "La vida es bella" de Roberto Begnini, recordaba cómo Fernando Fernán Gómez, le enseñó que había que plantearse esta profesión desde la honradez, la honestidad y la verdad. Y aseguraba que el éxito de "Tacones lejanos", de Pedro Almodóvar, supuso un antes y un después en su carrera, un punto de inflexión, que le hizo que pasara de ser algo doméstico a algo que se extiende más allá de las fronteras.

Marisa Paredes, premio Luis Buñuel de la 47ª edición del Festival de Cine de Huesca
Marisa Paredes, premio Luis Buñuel de la 47ª edición del Festival de Cine de Huesca

Con un hablar muy pausado, vistiendo un traje de chaqueta rojo, y con un aspecto frágil tras el que se adivina una mujer de carácter, la actriz madrileña recordaba que proviene de una familia muy humilde. La menor de cuatro hermanos, que dio un gran disgusto a su padre cuando quiso dedicarse al mundo del espectáculo. Reconocía que "salió rebelde", y luchó muchísimo para convencerlo, contando siempre con el apoyo de su madre, para poder ejercer finalmente este oficio con toda libertad.

El director del Festival de Cine de Huesca, Rubén Moreno, destacaba que es icónica por las películas de Almodóvar que protagonizó, pero que un centenar de películas son cien personajes, cien vidas diferentes a las que a través de su interpretación también ha dado vida, a su vez, algo realmente importante. Y destacaba su trabajo con directores de la talla de Fernando Trueba, Agustí de Villaronga, Jaime Chávarri, Guillermo del Toro, o Arturo Ripstein, y con actores internacionales de la talla de Catherine Deneuve o Marcelo Mastoiani.

wer
Comentarios