LIBROS

Miguel Mena presenta  en Huesca 'Un viaje aragonés'

Este lunes a  las 18 horas en Santa María In Foris

Miguel Mena
la portada del libro de David Guirao


El escritor y periodista de Radio Zaragoza Miguel Mena, presenta este lunes en Huesca , en Santa María In Foris, su último libro “Un viaje aragonés” que revisa los 550 kilómetros que separan Ordesa de Olba y los 25 años de continuidad y cambios en el Aragón rural. Será a las 18 horas y contará con la presencia del vicerrector del campus oscense José Domingo Dueñas.

El libro que se sitúa actualmente entre los libros más vendidos en Aragón, incorpora dos diarios de viaje, ‘Paisaje del ciclista’ y ‘Nada más lejos’, que narran, respectivamente, el periplo ciclista de finales del siglo XX y el de principios del XXI. La pluma de Miguel Mena “grabó” en ellos los paisajes del Aragón rural y la vida de sus gentes, enriqueciéndolos con referencias culturales y humanas, y mostrando las novedades, las similitudes, y las ausencias, que se producen en esos veinticinco años.
 
El tramo oscense de este viaje -que arrancó un mes de agosto, en el valle de Ordesa, y finalizó otro mes de agosto, un cuarto de siglo después, en una pequeña aldea del sur de Teruel-, será protagonista del acto de presentación de este libro, cuya portada ha ilustrado David Guirao.
 
 
Dos viajes y un cuarto de siglo
 
El recorrido realizado por Miguel Mena en 1991 tiene su prólogo, un 16 de agosto, en las fiestas de Oto, y su epílogo, una semana después, en la estación de ferrocarril de Mora de Rubielos, mientras los jóvenes preparan el escenario para una celebración similar. En medio un viaje de 550 kilómetros que arranca en el valle de Ordesa, que sigue el curso del Ara hasta Boltaña –por Broto, Fiscal, Borrastre, Albella o Jánovas–, que se dirige al río Vero por Guaso, Buil y Arcusa, hasta llegar a Alquézar; y que atraviesa el Somontano y los Monegros (pasando por Adahuesca, Azlor, Peraltilla, Berbegal,  Castelflorite, o Sijena) hasta dejar la provincia de Huesca en Peñalba. Caspe, Calanda, Cantavieja, Linares, Nogueruelas, Olba y el límite con Castellón, en la cuenca del Mijares, completan el recorrido.
 
El segundo viaje, que seguirá en lo fundamental el mismo itinerario, no comenzará sin embargo en Ordesa (por los cambios de la normativa del Parque Nacional  que restringen el acceso a los vehículos particulares en verano),  sino en Torla (que ha pasado a llamarse Torla-Ordesa), descubrirá la incipiente transformación de Jánovas (donde el trabajo de los vecinos se adelantó a la reversión), percibirá en Margurgued el impulso de veinte años de turismo rural, intentará abrir el mismo bar cerrado en Arcusa, o reencontrar en Lagunarrota o Sena a personas y lugares que quizá no están. Hasta llegar, al sur de Teruel, a una solitaria carretera nacional (que ha vaciado por la nueva autovía), y al entorno de Fuen del Cepo, donde la demanda de la trufa anima a cultivar carrascas en las parcelas.
 
“Reflexión, humor, ternura, melancolía, gozo, y el sufrimiento [del ciclista] bajo el sol”, estarán amenizados por la música de La Ronda de Boltaña, de Escoria Oriental, los Ramones, Bunbury, Amaral o Labordeta; por los textos de Miguel Vilas, Marisancho Menjón, o José Carlos Mainer; y por las voces de Severino Pallaruelo, Juako Malavirgen o Merche Caballud, entre otros muchos aragoneses que visten los paisajes recorridos.
 
Santa María In Foris, el edificio que acoge la presentación en Huesca, es una iglesia del siglo XII, que ha vivido una notable transformación en los últimos 25 años, a través de la restauración impulsada por la Diputación Provincial de Huesca. En 1991 se encontraba adosada a otros edificios y con sus muros parcialmente enterrados. Ahora se muestra exenta y completamente rehabilitada, y pretende ser escenario cultural y formativo en el campus universitario.

Comentarios