cultura

La Sala de Doña Petronila recupera el color

El Museo de Huesca ha llevado a cabo trabajos de consolidación en la sala y en el cuadro "La mujer adúltera" por un valor de 20.000 euros

Recreación Virtual de los capiteles en una visión  de los vivos colores medievales


Huesca recupera un espacio singular, excepcional y con brillo propio. Se trata de la Sala de Doña Petronila del Museo de Huesca, uno de los espacios más emblemáticos del centro. Nueva iluminación, consolidación del conjunto escultórico y lo más llamativo:  el estudio de los restos de policromía todavía presentes en los capiteles. La evolución al color puede comprobarse en la reconstrucción virtual que se ha llevado a cabo .

Fernando   Sarriá ,  director del Museo de Huesca ponía el foco en este descubrimiento recordando que se trata de una actuación excepcional

Fernando Sarriá director del Museo de Huesca
SARRIÁ 1 MUSEO 03

El Museo impulsa este proceso de recuperación y puesta en valor de la sala que pertenece a las estancias que se conservan del antiguo alcázar de los reyes de Aragón del siglo XII. La Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón ha puesto en marcha este ambicioso proyecto de actuación donde se incluye la restauración de la obra de Miguel Jiménez "La mujer adúltera".
Víctor Lucea director de cultura hablaba del esfuerzo por  recuperar espacios singulares.

Se incluye la restauración de la obra de Miguel Jiménez "La mujer adúltera"
Se incluye la restauración de la obra de Miguel Jiménez "La mujer adúltera"

Víctor Lucea director e cultura del gobierno aragonés
LUCEA 1 MUSEO 03

Palacio de los Reyes
Las estancias existentes del Palacio de los Reyes se ubican adheridas al Museo de Huesca y constituyen un soberbio ejemplo del románico civil de finales del siglo XII. De este edificio se conservan tres salas que se conocen popularmente con los nombres de Sala de la Campana, Sala de Doña Petronila y Salón del Trono. Según la tradición oscense, la primera sería el escenario en el que se produjo la legendaria matanza y decapitación de caballeros insumisos por parte de Ramiro II el Monje; la segunda, con capiteles historiados policromados, hace referencia a la hija del mismo rey aragonés, dada en matrimonio cuando era muy niña al conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV. Estos desposorios consumarían la unión del Reino de Aragón con el Condado de Barcelona, germen de la ulterior y pujante Corona de Aragón. El Salón del Trono es utilizado en la actualidad para exposiciones temporales y eventos de distinta índole.