Multitudinario adiós a Mariano Bergua

Funeral de Mariano Bergua en la parroquia de María Auxiliadora
Funeral de Mariano Bergua en la parroquia de María Auxiliadora

La parroquia de María Auxiliadora de Huesca acogía los funerales para despedir a Mariano Bergua Lacasta. Una misa multitudinaria servía para decir adiós a uno de los hombres más involucrados en la vida social, empresarial, deportiva y periodística de la capital oscenses. El letrado ocupó a lo largo de su vida diversos cargos de responsabilidad dentro y fuera de la ciudad.

En su homilía José Iriarte, sacerdote salesiano, destacaba la personalidad de Bergua, su rectitud e implicación con diversos proyectos en beneficio de la ciudad. También resaltaba la generosidad con la que siempre había trabajado si alguien le solicitaba ayuda. La casa salesiana al completo, con la que Mariano Bergua estuvo muy implicado, presidía los funerales en una iglesia que se quedaba pequeña ante la gran cantidad de oscenses que acudían a decirle el último adiós junto a familiares y gran cantidad de amigos.

Entre la autoridades presentes, responsables del Ayuntamiento de Huesca, Diputación, Subdelegación del Gobierno, miembros de la abogacía y magistratura aragonesa, Ibercaja, así como los máximos responsables del grupo de comunicación aragonés Henneo.

Mariano Bergua, salesiano ejerciente como estudiante y como exalumno a lo largo de toda su vida (incluso ha presidido la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos), se licenció en Derecho en Zaragoza.

Fueron más de tres lustros como presidente de Peasa. En el momento en que comunicó su decisión de cesar en el cargo, el Consejo de Administración tomó la determinación de tributarle un homenaje que aplaudiera su entrega desinteresada y entusiasta al proyecto de Diario del Altoaragón, del que era presidente desde el 3 de octubre de 2001. Por ese motivo, la Gala de la Pajaritas de este año le distinguió como Altoaragonés de Honor. 

Tras iniciarse en la Abogacía en el despacho de Gonzalo Goded, se instaló por su cuenta y, desde entonces, desarrolló una fructífera trayectoria profesional que es admirada dentro de un sector en el que fue miembro de la Junta del Colegio durante años.

Otra de sus grandes pasiones ha sido el deporte. Seguidor azulgrana (de la Sociedad Deportiva Huesca fundamentalmente pero también del Fútbol Club Barcelona), presidió el Comité de Competición de la Federación Aragonesa de Fútbol en Huesca.

Su carácter participativo le condujo por diversos derroteros. Fue miembro del Consejo de Administración de Ibercaja, desde el que precisamente accedió a la presidencia de Peasa, en la que posteriormente fue refrendado por el Grupo Henneo cuando éste asumió la mayoría accionarial.

Siempre dispuesto a ayudar, desde que ofreció sus buenos oficios al Obispado que titulaba Javier Osés, ha integrado los patronatos de la Fundación Agustín Serrate, de la de Daniel de Calasanz y de la Ermita de Jara, además de ser tesorero de la Cámara de Comercio e Industria.

Funeral de Mariano Bergua en la parroquia de María Auxiliadora
Comentarios