patrimonio

Obras de emergencia en la iglesia de Montearagón por una grieta que amenaza su estabilidad

La inversión total asciende a 320.000 euros y se suma al 1,1 millones con los que se están acometiendo obras en el castillo

Trabajos de mantenimiento en el castillo de Montearagón
Imagen de los trabajos que se están realizando en el castillo de Montearagón

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Cultura y Deporte, ha aprobado la declaración de emergencia para actuar en la iglesia del Castillo de Montearagón en una grieta que está amenazando la estabilidad de la fortaleza. Se van a invertir en estos nuevos trabajos 324.512 euros que se añadirán a los 1,1 millones con los que se están acometiendo obras en todo el castillo. Se actuará sobre la cubierta y la grieta, situada en la cabecera de la iglesia.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca aclaran que la grieta no es reciente y que, en el transcurso de los trabajos, los técnicos determinaron la necesidad de actuar sobre esta para evitar su empeoramiento, actuación que no estaba contemplada en el proyecto inicial porque, en su momento, no revestía gravedad.

Asimismo, se explica que un primer momento se colocaron fisurómetros en las principales grietas para valorar su evolución, y la conclusión fue que una de ellas está motivando el empuje de la cubierta, que provoca la separación de los muros de apoyo en su coronación y compromete la estabilidad del conjunto, un problema que se agrava los días de lluvia.

El resto de los trabajos que se están desarrollando en la actualidad se centran en estabilizar la ladera y, para ello, se está procediendo a retirar los escombros, que ya han dejado al descubierto zonas como el aljibe o la cota original del castillo. Igualmente, en estas obras también se busca evacuar las aguas de lluvia para preservar la integridad del conjunto.

En la última visita al castillo se explicaba que, gracias a las catas arqueológicas, se ha determinado que el apoyo de los muros en sus cimientos es bastante sólido, por lo que se ha procedido a la excavación exterior del recinto para descubrir prácticamente la totalidad de la zona amurallada que delimita el camino superior de la muralla o paseador. Igualmente, en la actualidad se están realizando los cosidos de los muros que se encuentran en mal estado.