DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA

Poesía eres tú

El Instituto de Estudios Altoaragoneses dispone de un catálogo de más de 400 poemarios

París 1999, la UNESCO decide declarar el 21 de marzo como el "Día Internacional de la Poesía" con la finalidad de apoyar y promocionar la enseñanza de este género literario, que la Real Academia de la Lengua define como una "manifestación de la belleza o del sentimiento por medio de la palabra, en verso o en prosa". El Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) guarda en su biblioteca más de 400 poemarios a disposición de todos los públicos.

Exactamente 408 libros dedicados a la poesía, con buena presencia de autores altoaragoneses, entre los que destaca el oscense Alejandro Alagón como el más premiado dentro y fuera de nuestro país. Los dos últimos tomos registrados son del pasado año y los firman María Pilar Cavero con "Miradas" y "El invierno a deshoras" de Valeria Correa Fiz.
El IEA cuenta con un amplísimo catálogo que puede consultarse tanto desde su página web como en las instalaciones de Huesca donde, aseguran, cada vez más usuarios se acercan para informarse. Lo que hasta hace poco parecía un espacio dedicado exclusivamente a los investigadores, se está abriendo cada vez más a la ciudadanía gracias a la demanda y a las facilidades de consulta para poder acceder a un más que interesante archivo.

Es posible que la poesía no sea el catálogo más consultado, pero qué duda cabe que este ‘género pequeño’ se ha ido colando en otros formatos por las redes sociales, gracias a esa necesidad de ahorro en palabras en los mensajes y del soporte en el que se hacen. Hay poesía en los grafitis de los muros urbanos, hay poesía en los nuevos cantautores y hay poesía en los raperos que son capaces de rimar sobre la marcha.

La poesía, como afirma la UNESCO, busca que se le reconozca el "derecho de ciudadanía" en la sociedad. Todo suma, a fin de cuentas muchos se acercaron a Machado o Miguel Hernández gracias a Serrat, ahora es el gran folio en blanco de internet el que aguarda a los nuevos poetas. Pero todo no vale. Una foto con un mar de fondo y cuatro gaviotas volando, con cuatro versos escritos, parece que son suficientes para satisfacer la sed literaria. Al final, como todo, hay que empezar por la escuela.

Empezar por Gloria Fuertes con "Don Guindongui. y don Domingo se visten de ringorringo" y llegar ¿por qué no? al último poemario de Marwan. O echar un vistazo al catálogo del IEA, también podría ser un buen paso.

Comentarios