HUESCA

Prosiguen las reuniones para abordar la situación de los vecinos de El Temple

Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Huesca emplazaban a los vecinos afectados a un nuevo encuentro después de que no pudieran acudir este jueves

Reunión por los vecinos de El Temple
Encuentro este jueves para analizar la situación actual de los vecinos de El Temple

La Dirección General de Vivienda del Gobierno aragonés y el Ayuntamiento de Huesca mantenían una reunión este jueves para analizar la situación de los inquilinos de las viviendas de El Temple, donde estaba previsto que estuvieran presentes los inquilinos afectados pero finalmente no podían acudir. Por ese motivo, acordaban celebrar un nuevo encuentro en próximas fechas en el horario que resulte conveniente para que asistan.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, junto con los concejales de Vivienda, Fernando Justes, Servicios Sociales, Silvia Mellado, y Alcaldía y Organización Ana Loriente, y técnicos municipales analizaban con la directora General de Vivienda, Mayte Andreu, la situación de los inquilinos afectados por la venta que anunció la promotora Esgotrés y los casos de vulnerabilidad que podrán permanecer en los inmuebles porque no se pondrán a la venta.

Cabe recordar que la empresa anunció su intención de vender el 50% de los pisos después de diez años desde su construcción. Gobierno de Aragón y la empresa, con la mediación del consistorio oscense, negociaron un plazo para que los vecinos pudieran tomar una decisión de compra o buscarse otro inmueble de alquiler y analizaron la situación social de cada unidad familiar para evaluar el riesgo en el que se encontraban.

El resultado fue que seis de las familias que se alojan en las viviendas se consideraron en vulnerabilidad social y por lo tanto se les concedía una prórroga añadida de un año para gestionar la compra de sus viviendas o para encontrar otra. Para el resto de las familias, su plazo venció el pasado 31 de enero.

La preocupación se incrementa después de que hayan pasado varios meses desde entonces y algunos vecinos consideran que se encuentran alojados en estos inmuebles porque "no pueden permitirse la compra de una casa, por eso se encuentran en régimen de alquiler", tal y como apuntaba a comienzos de año una de las afectadas, Gema Escartín, y añadía que "hay una línea muy fina para diferenciar la vulnerabilidad".

Cabe recordar que estas viviendas de Protección Oficial son las únicas existentes en Huesca en régimen de alquiler que existen en Huesca capital.

Por ese motivo tanto Gobierno de Aragón como Ayuntamiento de Huesca tratan de buscar nuevas opciones y analizar la situación para generar las menores afecciones posibles a los vecinos.

Comentarios