huesca

Raphael desea una "gran noche" de sábado a los habitantes de una comunidad de vecinos oscense

Algunos vecinos se han convertido en auténticos DJ's

Todas las tardes-noches, a las 8 en punto, empiezan a sonar los aplausos en los balcones y terrazas de los oscenses. A esa hora, cuando pasa un coche de policía por debajo, los aplausos arrecian, y los coches patrulla empiezan a hacer sonar sus sirenas.

Y tras los aplausos llegan las canciones. Numerosas comunidades han descubierto que tienen a auténticos dj's entre sus vecinos, que hacen sonar con altavoces cada día más sofisticados su música. Este sábado, era el momento especial para escuchar "Mi gran noche" de Raphael. 

Los pinchadiscos incluso se despiden de los vecinos al término de la "sesión", desean buenas noches, y se emplazan para "mañana". Todo sea por entretener el confinamiento. 

Comentarios