medio ambiente

Se investiga la muerte de grullas en la alberca de Alboré

Cerca de 60 ejemplares aparecían muertos en la alberca mientras se investiga si las causas probables podrían ser por un tóxico

Los cadáveres de las grullas han aparecido diseminados por el agua
Los cadáveres de las grullas han aparecido diseminados por el agua

En los primeros días de este mes de noviembre el responsable del Centro de Interpretación de Aves de Montmesa, Pablo Vallés, asegura  que se enfrentó a uno de los días más tristes al encontrarse en la alberca de Alboré, los cadáveres de grullas que , a fecha de hoy , suman casi sesenta. Una vez puesto en conocimiento de los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón,  se han abierto las pesquisas porque todo apunta a que podrían haber muerto por ingerir algún tipo de tóxico. La situación es todavía más  extraña cuando este suceso solo se ha registrado en esta alberca como explicaba a Radio Huesca el técnico.

Pablo Valles del centro de interpretación de Montmesa explica que se está a la espera de los resultados de las analíticas
VALLÉS 1 GRULLAS 26

La situación es todavía más extraña cuando este suceso solo se ha registrado en esta alberca

Las aves se recogieron, asegura, siguiendo el protocolo diseñado para posible gripe aviar, lo que se descartó tras los análisis realizados. Los cadáveres que se iban encontrando habían sido depredados por el zorro que aprovechó la enfermedad de las aves . Durante este tiempo- añade Vallés en sus redes sociales- "los bandos de grullas prácticamente desaparecieron del humedal".
En estos momentos todo el trabajo está dirigido a la investigación de la muerte de estas emblemáticas aves a las que el Centro lleva dedicados más de siete años de trabajo.

Los cadáveres de las grullas han aparecido diseminados por el agua
Los cadáveres de las grullas han aparecido diseminados por el agua

La dedicación y la pasión del equipo de Vallés por las grullas quedó también patente en el libro "Gudrs historias de una grulla" que Vallés publicó en marzo del año pasado, para mostrar a los más pequeños las características de estas aves que son habituales en el cielo y las albercas de Huesca.