salud pública

Sigue la preocupación por la afección del coronavirus en las residencias de mayores

Todas las residencias en Huesca se atienden por parte de médicos de familia, salvo las residencias del IASS que tienen personal propio

El IASS necesita personal para seguir atendiendo a sus usuarios
La afección del virus en personas mayores es importante aunque las residencias están tomando precauciones

Las residencias de personas de la tercera edad siguen siendo una de las mayores preocupaciones para el sector sanitario al ser las personas mayores muy vulnerables al coronavirus. Situaciones vividas como en Sariñena, que cerraba la suya, o el brote detectado en la residencia de Los Olivos, durante este fin de semana, han vuelto a poner sobre la mesa este problema.

Todas las residencias en Huesca se atienden por parte de médicos de familia, salvo las residencias del IASS que tienen personal propio. El proceder en estos centros, como en Los Olivos, según explicaba el doctor Ramón Boria, es exquisito e incluso agradece el esfuerzo que han realizado todos los equipos con las diferentes medidas que han tomado, aunque hay una reivindicación de contar con equipos de protección.

Los diferentes centros de toda la provincia están tomando diferentes medidas para evitar contagios, desde el cierre de las mismas, hasta el confinamiento de los trabajadores incluso en residencias donde no se ha detectado ningún caso como en Fraga, desde hace una semana, o Grañén, donde este lunes iniciaban un periodo de confinamiento.

El número total de residencias de ancianos en la provincia de Huesca es de 54 con un total de 3.586 plazas. Del total dos son del IASS con 376 plazas y el resto son o bien de titularidad local, 16 que suman 965 plazas o pertenecientes a entidades privadas, 36 centros que son 2.245 plazas. Del total de plazas de titularidad local y de entidades privadas, 450 son concertadas.