huesca

"Sorprende lo que estamos luchando en conservar el patrimonio, y el poco interés que tienen otros"

Derribo del la casa situada en la calle San Salvador de Huesca
Derribo del la casa situada en la calle San Salvador de Huesca

La asociación de vecinos “Osce Biella” y la Plataforma en defensa del patrimonio de Huesca siguen trabajando día tras días en conseguir que la ciudad siga manteniendo parte de su patrimonio. La última batalla ganada ha sido en la declaración de Bien Inventariado la casa donde vivió el pintor Félix Lafuente, pero insisten en que esta ha sido una minúscula victoria con relación a todo lo que se ha perdido o la ciudad está a punto de perder. Estos dos colectivos lamenten el poco interés que tanto particulares como la administración tienen por mantener el pié espacios singulares de la capital.

Rosa Abadía, de la asociación de vecinos
CORTE ABADIA 1 BATALLAR 05

Situaciones, las que se están viviendo en Huesca que se consideran “toxicas”
COTE ABADIA 2 BATALLAR 05

Lamentan que se apueste por lo sencillo que se derribar en lugar de mantener y conservar. También que muchos propietarios dejen a su suerte inmuebles y solares hipotecando el futuro de la ciudad sin que nadie haga algo para solucionarlo. Esta actitud, se indicaba desde la entidad vecinal, degrada la vida del Casco y de la ciudad sin dejarla crecer, algo que no se entiende como las autoridades competentes no hacen más por solucionar y devolver a los vecinos la dignidad que se merece esta zona de la ciudad.

Desde el colectivo se afirmaba que están cansados de repetir que el Casco Histórico tiene una catalogación especial por poseer entre sus calles edificios singulares de la talla de la Catedral, el Ayuntamiento o San Pedro “El Viejo”. Pero también edificios con una historia y singularidad que por el poco interés de los propietarios del inmueble y subsidiariamente el Ayuntamiento se dejan caer.

Se lamentaba el derribo de la calle San Salvador y ahora se ponía también la vista en la plaza de Los Fueros donde hay un edificio, en la actualidad acordonado, que se está cayendo y que supone incluso un peligro para las terrazas que ahora se han puesto de moda en esta zona de la capital.