huesca

Superadas con éxito las pruebas para llevar la procesión del Viernes Santo por Perena y Lanuza

Las maniobras que habrá que hacer con el Cristo del Perdón, por los cables eléctricos, podrían alargar ligeramente la procesión

El paso de la Enclavación, el más voluminoso, pasa justo, pero pasa por Perena
El paso de la Enclavación, el más voluminoso, pasa justo, pero pasa por Perena


Responsables de la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz realizaban pruebas en la mañana de este domingo, para comprobar si la procesión del Santo Entierro del Viernes Santo, que debido a las obras del Coso Bajo deberá variar su recorrido, podrá pasar por las calles Perena y Lanuza. Hasta allí se trasladaban con los pasos del Cristo de la Esperanza (de la parroquia del Perpetuo Socorro), que es el más largo, y la Enclavación (de la parroquia de Santiago), que es el más ancho y voluminoso. Aunque hay que hacer más de una maniobra para girar de una calle a otra, la prueba se saldaba con éxito.

Desde la Vera Cruz están en contacto con el Ayuntamiento de Huesca, cuyas brigadas van a intentar modificar algún cable eléctrico para que no choquen con los pasos.

Los trabajos que comenzaron estas semanas han supuesto que la procesión no pueda continuar por el Coso Bajo tras su salida de los almacenes de la Archicofradía en el paseo Ramón y Cajal. Así que, tras estudiar posibilidades, se optó por esta medida extraordinaria: tras su inicio en la plaza de Santo Domingo, irán por Perena, girarán a la derecha en la calle Lanuza, y subirán hasta el cruce con el Coso Bajo y la calle Goya.

El paso del Cristo de la Esperanza también pasaba la prueba de fuego
El paso del Cristo de la Esperanza también pasaba la prueba de fuego

Existe el compromiso por parte de la empresa constructora de que en este punto hayan finalizado las obras de reurbanización para el 10 de abril, de manera que la procesión del Viernes Santo, y el resto de procesiones de la Semana Santa, a su regreso, puedan pasar por allí.

Con el Cristo de la Esperanza, que es el más largo, había que hacer maniobras
Con el Cristo de la Esperanza, que es el más largo, había que hacer maniobras

Ese giro a la inversa, de Lanuza a Perena, al regreso de la procesión es más complicado, por lo que tal vez se tome la decisión de que los pasos más grandes continúen hasta la esquina con José M.ª Lacasa para girar por allí.

Sí que parece claro que la procesión se alargará, tanto por este nuevo recorrido, como porque el Cristo del Perdón, que es el más alto, deberá sortear varios cables. Dos o tres veces, este paso que se lleva a hombros, deberá ser bajado "a brazo" para poder pasar por Lanuza.

Comentarios