TRIBUNALES

Suspendido el juicio a una red que transportaba hachís a través de los pasos pirenaicos

Cuatro de los nueve acusados no se presentaban este lunes a la Audiencia Provincial de Huesca por lo que la vista queda aplazada por segunda vez

Juicio Narcotráfico Jaca
Cuatro de los nueve acusados no se presentaban este lunes en la Audiencia Provincial

Este lunes se suspendía por segunda vez un juicio por una presunta organización criminal que transportaba hachís desde Marruecos a Francia, utilizando coches y alojamientos en Jaca y Sabiñánigo. Cuatro de los nueve acusados que se enfrentan a peticiones de diez años de prisión y multas de tres millones de euros no se presentaban este lunes a la Audiencia Provincial de Huesca. El Ministerio Fiscal, en su escrito de calificación, considera que los hechos son constitutivos de dos delitos: un delito contra la salud pública (en su modalidad de tráfico de drogas que no causan grave daño para la salud) y otro de pertenencia a organización criminal.

La celebración del juicio queda de momento aplazada a una fecha indeterminada. No hay constancia de que dos de los cuatro ausentes este lunes hubieran recibido la citación judicial; en un caso porque no se encontraba en su domicilio y, en el otro caso, porque el acusado se encuentra en una prisión en Francia cumpliendo condena por otros hechos pero se desconoce en qué institución penitenciaria se encuentra.

El Ministerio Fiscal entiende que la suspensión por segunda vez del juicio por la falta de acusados en la fecha señalada para el juicio puede obedecer a una estrategia para dilatar el proceso judicial. Por ese motivo, solicitaba imponer una medida de prisión provisional para el conjunto de los nueve presuntos implicados en los hechos de cara a garantizar que en la próxima fecha fijada se pueda celebrar con la presencia de todos ellos.

wer

Los cuatro abogados que conforman las Defensas se oponían frontalmente a esta medida ya que incluye a los cinco acusados que sí han acudido a comparecer este lunes.

Por eso, la Audiencia Provincial esgrimía la posibilidad de emitir una orden de busca y captura para asegurar que las citaciones llegan a los interesados y que sean conocedores de la próxima convocatoria. De lo contrario, decía el presidente de la Audiencia Provincial de Huesca, Santiago Serena, la sala se verá obligado a tomar “medidas más severas”.

El Juzgado de Jaca ordenó registros en los que se halló 600 kg de hachís en el interior de un vehículo. Según la Fiscalía, formaban una estructura criminal perfectamente organizada encargada de efectuar viajes exprés atravesando la geografía española con rapidez con el fin de abastecerse de sustancia estupefaciente (hachís) en diversos territorios del Sur de España (Málaga, Estepona) y transportarla hasta Francia, lo que constituiría su destino final, empleando diversas rutas y pasos transfronterizos de la provincia de Huesca, especialmente Jaca e inmediaciones, sirviéndose de diversos vehículos para efectuar la función de tráfico.

El grupo contaba vehículos de alta gama y otro vehículo de lanzadera para alertar de posibles obstáculos en la conducción, controles policiales o cualquier situación anómala de tráfico. Seis de las personas acusadas se ocupaban del transporte, dos eran los encargados de abastecer de sustancia estupefaciente al grupo en territorios del Sur peninsular y proporcionarles alojamiento durante su estancia, procediendo al alquiler de inmueble sito en la localidad de Estepona (Málaga).

La última, una mujer de 25 años en ese momento y de nacionalidad española, era la encargada de contratar los alojamientos en hoteles de diversas zonas de la geografía española, así como de suscribir y firmar contratos de arrendamiento de viviendas en régimen de alquiler vacacional por cortos períodos de tiempo. Por lo que respecta a zonas ubicadas en la provincia de Huesca procedió a la contratación de arrendamiento en un edificio (junto con dos plazas de garaje) de la localidad de Sabiñánigo a nombre de Soulaymane B. y del inmueble situado en la localidad de Jaca.

La operación policial desplegada para la desarticulación de la estructura delictiva comenzó con el Auto de fecha 14 de diciembre de 2015 del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jaca, que autorizó la entrada y registro en el piso de Jaca, en el que se intervinieron diferentes teléfonos móviles, tarjetas telefónicas, documentación de diversa naturaleza y 3.325 euros en efectivo procedentes de la actividad ilícita. El mismo día se llevó a cabo el registro del vehículo donde encontraron 668 kg de una sustancia que parecía hachís.

Comentarios