cultura

Todo está en el IEA

El Instituto de Estudios Altoaragoneses se ha convertido en el mayor fondo de contenidos de la provincia 

Imágenes de nieve de los años 30 en Huesca
Imágenes de nieve de los años 30 en Huesca, las imágenes del mes no podían tener otro argumento en esta ocasión

En el año 1985 se comenzó la digitalización creando el Fichero Bibliográfico Aragonés auténtico pionero en contenidos de este tipo

El Instituto de Estudios Altoaragoneses lleva más de 70 años trabajando para conservar, divulgar  y defender la cultura altoaragonesa desde que en 1949 naciera bajo el nombre de Instituto de Estudios Oscenses. El recorrido ha sido largo y muy prolífico sumándose a las nuevas tecnologías que están permitiendo agilizar, actualizar y ofrecer al usuario los contenidos en formato digital.

Ana Oliva es una de las bibliotecarias del IEA que, asegura, trabaja en una de las "mejores bibliotecas de Aragón". Una instalación que puede usar el público en general aunque en su origen era el de ayuda a los investigadores.

Ana Oliva, bibliotecaria
OLIVA 1 IEA 16

Actualmente el Instituto cuenta con más de cuarenta mil volúmenes y tiene setenta mil registros de revistas y artículos, buena parte de ellos con un PDF que facilita la descarga.
La Fototeca, el documental del mes, la fotografía del mes, los libros recomendados, el espacio dedicado a Sender, el salón de actos o  la biblioteca entre otros muchos espacios y cometidos, logran que este centro se haya vuelto indispensable en la provincia. Lo que ahora vemos es el resultado  de décadas de trabajo, especialmente desde el año 1985 cuando comenzó la digitalización creando el Fichero Bibliográfico Aragonés auténtico pionero en contenidos de este tipo.

Pero más allá de la tecnología, de los libros, revistas y de los investigadores con los que se acaba manteniendo una relación cordial a lo largo  de los años, el IEA son sus trabajadores. Las bibliotecarias aseguran que existe una "fe ciega" en ellas y que en ocasiones se espera de su trabajo mucho más de lo que podrían ofrecer porque, a veces, el usuario piensa que se han leído todos los libros. Sin embargo aseguran que "somos muy buenas buscando información" y allí están las llamadas para pedirles ayuda y felicitarlas cuando hacen posible, hasta lo imposible.