salud pública

Trasladan a seis ancianos con síntomas de la Residencia de Chimillas al Hospital San Jorge

Los trabajadores afectados ascienden a 10, y ha habido que contratar a más personal para suplirlos

Residencia Sierra de Guara de Chimillas
Residencia Sierra de Guara de Chimillas


La residencia Sierra de Guara de Chimillas, a escasos 5 kilómetros de la capital oscense, cuenta con un total de 53 internos afectados por coronavirus, además de que otros diez trabajadores del centro también se encuentran infectados. El resto de trabajadores han dado negativo en las pruebas PCR que se les han realizado en las últimas horas. Aunque en un principio los ancianos se encontraban asintomáticos, en la tarde de este viernes, el alcalde de Chimillas, Miguel Torres, ha indicado que hubo que trasladar a seis al Hospital San Jorge de Huesca porque comenzaron a presentar síntomas preocupantes.

Hay que recordar que la residencia cuenta habitualmente con 108 ancianos residiendo en ella y una plantilla de unos 40 trabajadores. Los diez trabajadores que han dado positivo en las pruebas se encuentran confinados y de baja en sus domicilios, por lo que el Grupo Vitalia, responsable de la residencia, ha realizado nuevas contrataciones para suplir esas bajas, y ha tenido que ampliar también el servicio de medicina y enfermería, para prestar atención a los pacientes afectados.

El alcalde de Chimillas se mostraba agradecido porque la relación con Vitalia es constante y, a pesar de que se trata de un centro de gestión privada, se les mantiene informados sobre todo lo que ocurre en la residencia.

Precisamente, los vecinos de Chimillas han decidido organizar un acto de apoyo a la residencia de ancianos, iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento. El acto comenzará a las 12 de la mañana de este domingo 2 de agosto, y consistirá en una concentración frente a la residencia, donde se mantendrán rigurosamente todas las limitaciones, instrucciones y consejos emitidos por las respectivas autoridades sanitarias.

Torres aseguraba que esta situación ha causado una gran sorpresa en la localidad, puesto que la residencia, del Grupo Vitalia, consiguió mantener los contagios a cero en los momentos más graves de la pandemia. Recordaba que, aunque la residencia se encuentra en las afueras y los residentes son de Huesca capital o de otras localidades, los habitantes se sienten afectados porque la consideran como "algo muy suyo". Y a pesar de que esta situación no afecta directamente al pueblo, el Ayuntamiento de Chimillas mantiene las labores de desinfección que viene llevando a cabo desde hace meses, con limpiezas intensivas y entrega de material a los vecinos. Ahora se han vuelto a incrementar esos trabajos, principalmente por las calles y por las zonas comunes de la localidad.

Por lo que respecta al Hospital San Jorge de Huesca, estos seis ancianos ingresados en este viernes vienen a sumarse a las 15 personas que ya había ingresadas, además de 3 en la UCI. Varios de esos pacientes provienen del Hospital de Barbastro, que ha debido derivarlos a Huesca, al contar con 22 ingresos y 4 en la UCI.

Comentarios