huesca

Último trimestre de obras de la residencia de la Fundación Rey Ardid

El de Huesca será el centro más avanzado y moderno con que cuente la Fundación

Estado actual de las obras de la Residencia de la Fundación Rey Ardid
Estado actual de las obras de la Residencia de la Fundación Rey Ardid


Continúan las obras de la residencia de la Fundación Rey Ardid de Huesca, que están ya encarando su recta final con la previsión de finalizarlas en diciembre. Los responsables esperan que pueda abrir sus puertas a principios del próximo año. Contará con 190 plazas, de las que 30 serán del centro de día, con la creación de entre 70 y 80 puestos de trabajo. Las obras comenzaron con la colocación de la primera piedra, en marzo del pasado año.

Quedan todavía detalles del interior, así como la colocación de las puertas, acabar de disponer todas las instalaciones (eléctricas, de comunicaciones o aire acondicionado) necesarias para el buen funcionamiento del centro, o el amueblamiento final de todas las estancias, pero el edificio está ya muy avanzado. En su día, el presidente de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente, indicó que este complejo residencial será el centro modelo de la entidad.

Queda por finalizar las diferentes instalaciones
Queda por finalizar las diferentes instalaciones

Hace ya tiempo que comenzó el procedimiento de solicitud de plazas. En cuanto la residencia esté terminada, empezará el proceso para mantener entrevistas con los demandantes. María Vázquez, directora del Área de Mayores de la Fundación Rey Ardid indicaba que organizarán visitas guiadas para que los interesados puedan conocerla. Hasta el momento se han recibido unas 150 solicitudes de información.

Estado actual de las obras de la Residencia de la Fundación Rey Ardid
Estado actual de las obras de la Residencia de la Fundación Rey Ardid

La residencia cuenta con una inversión de 8,5 millones de euros invertidos en la construcción de un complejo que tendrá una superficie de 6.300 metros cuadrados, con posibilidad de una futura ampliación en una segunda fase hasta los 10.500 metros cuadrados.

La residencia contará con servicios generales de cocina, lavandería, sala de estar y de televisión, y habrá, además, trabajador social, consulta médica y enfermería, servicio de podología y peluquería, fisioterapia y gimnasio, además de un amplio jardín y zonas de paseos, juegos en el exterior. Las instalaciones, totalmente accesibles, se distribuyen en unidades de convivencia similares al propio hogar para que los usuarios puedan mantener la máxima autonomía y evitar traslados innecesarios.

Comentarios