salud pública

Un matrimonio de la residencia López Novoa se habría ido a su casa de Bolea, incumpliendo el confinamiento

La alcaldesa de La Sotonera lo ha trasladado a Salud Pública para que lo puedan confirmar

Vista del municipio de Bolea
El matrimonio habría abandonado la residencia donde tendrían que permanecer en confinamiento


El número de personas contagiadas en la Residencia López Novoa de Huesca, se sitúa en unos 90, entre residentes y monjas, después de que la práctica totalidad de los 12 nuevos contagiados del centro de salud Santo Grial de las últimas horas pertenezcan a esta residencia. Radio Huesca ha podido saber que, en medio de toda esta situación, un matrimonio que vivía en la residencia habría decidido abandonarla esta semana y trasladarse a su casa en Bolea, localidad en la que los vecinos, preocupados, han criticado este traslado. El malestar también se extiende al ámbito sanitario donde ha sorprendido que las Hermanitas, responsables de la residencia pero también de sus habitantes, les hayan dejado marchar, cuando su obligación era estar confinados debido a la situación sanitaria que se vive en su interior.

La alcaldesa de la localidad, Maribel Bailo, confirmaba a esta redacción que, después de que un vecino le comentase la posibilidad de que esto hubiese ocurrido, lo notificó al médico del pueblo quien, a su vez, lo ha trasladado a Salud Pública para que se pueda comprobar si es cierto este extremo. Bailo añadía que las autoridades sanitarias se iban a poner en contacto con las responsables de la Residencia, para que les den a conocer los nombres de todas las personas que en estos días podrían haberla abandonado.

En las últimas horas ya se habían reprochado los protocolos de actuación, así como los incumplimientos de directrices tales como el aislamiento de los casos positivos o la sectorización de los cuidados, una situación a la que ahora se sumaría esta irresponsabilidad.

Hay que recordar que la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, ha anunciado que si la dirección del centro no garantiza su funcionamiento y pone a disposición de la residencia el personal necesario para asegurar las medidas establecidas por el Gobierno de Aragón, la intervendrá. Dio un plazo de 48 horas que finaliza mañana viernes.